lunes, 5 de junio de 2017

MÍRAME, PERO NO HAGAS FOTOS



El pueblo suizo que prohibió a los turistas hacer fotografías

La localidad de Bergün se ha hecho famosa en todo el mundo por esta iniciativa que muchos califican de marketing

(de ABC)

La localidad suiza de Bergün, -o Bravuogn- rodeado de verdes montañas es uno de esos idílicos pueblos que parecen sacados de una película. Las fotografías de sus callejuelas, con su iglesia y su granero, los riachuelos y las colinas repletas de flores eran imágenes demasiado bucólicos y agradables, tanto que según los responsables de turismo de Bergün, podrían causar una sensación de infelicidad en el espectador que no había tenido la suerte de visitar el lugar. 


Según un comunicado de la Oficina de Turismo del pueblo «se ha demostrado científicamente que observar hermosas fotografías de las vacaciones de amigos o familiares colgadas en las redes sociales puede hacer infeliz al espectador que no haya podido disfrutar de ese enclave» por este motivo, este destino turístico muy popular de Suiza especialmente en verano, prohibió a todo turista o visitante hacer fotos de sus calles y paisajes. 



Las persona que contravengan la prohibición de subir fotografías a las redes sociales serán multadas con cinco francos, -algo más de cuatro euros-, que serán destinados a para ayudar a proteger el paisaje del municipio.



Esta controvertida campaña ha sido muy criticada en redes sociales mientras que para otros es simplemente una iniciativa de marketing que sin duda ha hecho famoso al pequeño pueblo suizo en todo el mundo.


No se puede negar que el pueblo es una preciosidad y que la campaña de la oficina de turismo es muy efectiva; yo mismo he picado. 

4 comentarios:

  1. Mientras no prohiban fotografiar a Giselle aún estamos a salvo de los nazis que todo lo prohiben. Supongo que también prohibirán fotografiar a los capitostes que van a Suiza a llevarse el dinero que arramplado en sus pueblos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Bundchen creo que vive en Brasil, donde no se andan con pendejadas a la hora de fotografiar maravillas. Los que llevan fondos a Suiza ya se cuidan de dejarse barba, ponerse peluca y evitar personalmente que les saquen fotos.

      Eliminar