jueves, 27 de septiembre de 2012

DE MAÓ Y MAS A MADRID Y MOU

Esta entrada va dedicada con mucho cariño a los estupendos barcos de Acciona que hacen la travesía Barcelona-Mahón y viceversa. Durante el viaje de ida a Mahón en el Sorolla, realizado por la noche, no tuve oportunidad de ver las instalaciones del buque pues me metí en el camarote y dormí plácidamente a pesar de la marejada que zarandeaba el barco. Por la mañana, mientras bordeábamos la isla durante cinco horas debido al cierre temporal del puerto, permanecí en el camarote tomando tranquilamente mi desayuno. Cuando finalmente llegamos a puerto, volvió a repetirse la desorganización  y falta de personal observada cuando embarqué en Barcelona. No hay indicaciones claras del lugar de salida y ningún empleado para preguntarle. Hay que dirigirse a otros pasajeros para enterarse y la mayoría no tienen idea. Finalmente logramos salir a tierra siguiendo a un funcionario que apareció de repente por una puerta imprevista.

Pasé unos cuantos días en Ciudadela con mi hermana, mi sobrina y su hijo, disfrutando de la tranquilidad del lugar y bañándome en Cala Blanca y en Cala Blanes, dos lugares excelentes para establecer contacto con las aguas marinas. El trayecto desde Mahón lo hice en taxi, pagando la moderada suma de 50 machacantes. Extrañamente, el trayecto de vuelta me costó 5 euros más por razones inexplicables.

De nuevo en el puerto de Mahón, ahora disponible para la navegación, volví a experimentar ciertos problemas para entrar en el barco, el impresionante "Murillo", pero lo conseguí finalmente gracias a mi sentido de la orientación.

El vapor Murillo
En esta ocasión hicimos el viaje de día, saliendo de puerto a las 11 y media, en lugar de a las 11 en punto como estaba programado. Se repitió la falta de información y ausencia de personal para entrar en el buque y localizar el salón de butacas donde iba a realizar el viaje. Finalmente encontré el sitio, un salón enorme con unas butacas cómodas, pero sin aire acondicionado. Algunos pasajeros se tumbaron en los asientos demostrando su falta de educación, como puede verse en la siguiente foto:



No apareció ningún miembro del personal para llamarles la atención, lo que no me extrañó por la escasez del mismo.

Subí a cubierta varias veces para disfrutar de las brisas marinas mientras fumaba una pipa, pero no había lugar para sentarse y la única opción era el suelo, como se observa a continuación:


Puede observarse uno de los dos botes salvavidas que vi con capacidad, según se indica, para 150 náufragos.
No son limosneros, son pasajeros sin sitio donde sentarse

Una de las jóvenes mostraba su elegante ropa interior
En el interior de la nave está prohibido fumar, para hacerlo hay que salir a cubierta donde no existen ceniceros, dando lugar a la profusión de colillas en el suelo:


Un espectáculo desagradable y un tanto peligroso

Al comenzar el viaje se nos comunicó, por los altavoces, que en caso de accidente se nos avisaría mediante unos toques de sirena y tendríamos que preguntar al personal del barco hacia dónde dirigirnos para acceder a los botes salvavidas. Ante la escasez de personal, no quise imaginarme la que se hubiera armado en caso de siniestro. También me preguntaba si el sistema y accesorios para mover los botes se comprueba regularmente para verificar su funcionamiento. Sospecho que no por la pinta que tienen los cables.

Llegados a Barcelona, me trasladé a toda prisa por los interminables pasillos hasta la parada de taxis. Habíamos llegado a las 20.00 horas, en vez de  las previstas 19.00. El AVE a Madrid salía a las 21.00 por lo que me puse algo nervioso cuando vi que no habían taxis disponibles (supongo que el precio de los carburantes tiene la culpa).
Era el segundo de la cola y, a los 10 minutos, apareció un vehículo que abordó una señorita que me precedía. Como no se veían venir  más taxis, le pedí  a la joven que me permitiera compartir su vehículo y le pagaría el trayecto. La simpática hondureña aceptó y continué mi recorrido, achuchando al taxista que resultó ser del estilo Fangio, afortunadamente.
Pillé el tren y llegué a Madrid pasadas las 12 de la noche. Llevo unos días sin salir de casa, convaleciente de mis destrozados pieses y con gran disgusto porque hayan aprovechado mi ausencia para cargarse a la gran ESPE. Encima me encuentro el ordenador paralizado por un virus de los más modernos y, cuando logro arreglarlo, me llevo la desagradable sorpresa de que Blogger ha cambiado el interfaz y tengo que aprender a usarlo nuevamente. Un auténtico caos. 
Menos mal que el Manifestódromo sigue en perfectas condiciones.

9 comentarios:

  1. Anónimo27/9/12 9:34

    Eso que decía la vieja canción de "Cuando llegue Septiembre todo será maravilloso", Don Bwana, ha comprobado que en su caso era falso.

    Ya sabe en qué barcos de qué empresa no debe volver a embarcarse porque la calidad de ellos parace más de los que usan en la India para pasear por el Ganges. Los botes esos podrian admitir un máximo de diez personas no gruesas ni altas y robustas como el Isra.

    Qué de gentuza tiene licencia para realizar servicios de Ferrys sin estar a nivel mínimo, y lo que no comprendo es esa escasez de TAXIS en la Barcelona de 2012. ¿Será que todos los taxistas eran CHARNEGOS y los han echado?

    Para colmo la máquina esa llamada ordenata se le llena de virus y Blogger le está jodiendo la marrana con sus "novedades". Yo nunca hago caso a lo que Blogger me incita y aún no sé si no es peor.

    Bueno ya está Usted de nuevo en la selva madrileña y al menos ahí el Metro y los buses hasta el momento funcionan de maravilla según me comentó usted.

    Buen relato como todos los suyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos barcos no estarían mal si corrigieran los defectos que he señalado (poco personal, escasas señales "de tráfico" para pasajeros, falta de sillas en cubierta y lentitud), aunque compararlos con los de la India es excesivo, si me lo permite. Yo solo vi dos botes y creo que podrían llevar a las 150 personas que dicen, pero el barco puede albergar a 800 pasajeros y quedarían 500 con el pompis al aire.
      También me sorprendió la ausencia de taxis para recoger a los numerosos pasajeros que llegaban; éso sí que es tercermundista.
      Lo que no entiendo de Blogger es por qué, si tenían un sistema funcionando perfectamente bien, han tenido que cambiarlo. A peor, por cierto.
      El manifestódromo (Madrit) sigue alborotado sin autoridad que lo remedie. Ignoro a qué se debe esa pasividad.

      Eliminar
  2. Los madrileños si estaríamos preparados para compartir ese bote con otras 149 personas, en días de huelga del transporte público madrileño en menos espacio había más gente en el metro.

    Pues para mí, todas las novedades que va metiendo blogger me parecen estupendísimas, y en cuanto a su virus, le recomendaría instalase uno gratuito muy bueno (yo no he tenido que formatear el ordenata en 4 años) el AVAST.

    Me agrada verle de nuevo a los pieses del cañón... entoavía no me he reponido de la marhca de nuestra Espe.

    addenda - lo cierto es que estoy pensando en que compartir bote con 149 primas sería una experiencia cuasi deseable... un campo de golf de 447 hoyos, jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probaré ese AVAST que menciona. Mi Norton no fue capaz de frenar el virus, aunque lo eliminó con mis acertadas instrucciones.

      La pérdida de Espe nos tiene a muchos acongojados. Hemos perdido la esperanza.

      Más que "cuasi deseable" sería interesantísimo compartir el bote con las primas. Podría hacerse un sondeo a fondo de sus habilidades.

      Y gracias por sus amables palabras.

      Eliminar
  3. Jopé, qué pinta tan tercermundista. A ver si leen esto los de la Trasmediterranea y se les cae la cara de vergüenza.
    Yo tampoco me he repuesto de lo de Espe.
    Y ojo con sus viajes a Tanzania. Mire lo que le ha pasado a Sobera en una expedición fotográfica como la que hizo usted en agosto: Embestido por un elefante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se qué pintaba el Sobera por Tanzania. Si pretendía encontrar concursantes más inteligentes que los que acuden a su programa en Antena3, podría haber entrevistado a los chimpancés o, incluso, a algún babuino, tan abundantes en la zona. A los elefantes no les agradan esas payasadas.
      No se preocupe por mi, conozco bien la fauna africana y jamás me he acercado a los paquidermos.

      Eliminar
  4. Vaya con la pinta tan buena que tiene el buque y parece un barco de pedigüeños, son mas de las once y todo el mundo esta trincado en los asientos, las bordas o como se llamen y por ahí.
    Menos mal que tiene buenas manos a mi me costo un disco duro nuevo y 100 pavos de vellón hace año y medio y tenía el McFee de telefónica, ahora tengo el gratuito de Microsoft y no he vuelto a tener problemas.
    Venir usted y ponerse a llover todo uno, que todo no va a ser malo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo que tiene buena pinta, incluso la decoración interior está muy bien.Pero luego, aparte de dos bares, que tienen un camarero cada uno, un autoservicio, con otro camarero (con una comida deficiente), no se ve a más personal por parte alguna.
    La traída de la lluvia ha sido milagrosa, no sé cómo lo he hecho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pero D.Bwana a la proxima se deje a un lado su educacion y pille veloz todo el asiento para usted, y si se le acercan: ronque, bien alto. Y ademas se quita los zapatos, pinreles al aire. No falla, el personal deja un delicioso espacio a su alrededor. Y usted con unos buenos tapones de oidos, ni notar. Por cierto ¿como entra ese trasatlantico al minipuerto de Maó?.

    ResponderEliminar