jueves, 4 de septiembre de 2014

DEPORTES DE RIESGO


Confunden a un triatleta con un inmigrante en el Canal de la Mancha
El australiano John van Wisse intentaba establercer un nuevo récord mundial de ultratiatlón
(de lavozdegalicia)

Un triatleta australiano fue confundido el miércoles con un inmigrante que intentaba llegar ilegalmente a Reino Unido cuando trataba de completar un recorrido entre Londres y París a través del Canal de la Mancha, según medios locales.

John van Wisse intentaba establecer un nuevo récord mundial de ultratriatlón, pero una pareja de ciudadanos británicos alertó a las autoridades tras ver a varias personas saltando desde un barco en aguas del canal, «creyendo que se trataba de inmigrantes», ha explicado un portavoz de la Policía al periódico Dover Express.

La llamada motivó el desplazamiento a la zona de efectivos de la Fuerza de Fronteras y de la Guardia Costera, pero finalmente «era solo un nadador». Las autoridades se quedaron con «la parte divertida» del error y permitieron a Van Wisse proseguir con su gesta.

Van Wisse había corrido unos 140 kilómetros desde Londres a Kent en la primera etapa y, tras pretender cruzar a nado el Canal de la Mancha, le quedaba un tercer y último tramo de 290 kilómetros en bicicleta desde Calais hasta el parisino Arco del Triunfo.

Esa pareja de británicos debe andar mal de la visual, confundiendo a un deportista que , además de ser blanco, pretendía SALIR de la isla en dirección a Calais, con un inmigrante tratando de ENTRAR en Inglaterra. O puede ser un exceso de celo en preservar su país de las invasiones que italianos y españoles recibimos diariamente con los brazos abiertos.

(Es lamentable que, por culpa de un par de "metementodo" ya no pueda uno darse el gusto de echar un par de brazadas en el canal. Una pena.)


8 comentarios:

  1. Ya nos han fastiado, Don Bwana. Nuestra tradicional costumbre de cruzar el canal a nado no va a ser posible este año por culpa de esos mequetrefes british que confunden la sangría con vino de reserva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendremos que trasladar el recorrido al estrecho de Gibraltar y, además, hacerlo de noche porque puede aparecer algún "llanito" y llamar a la royal navy. Ya no se puede nadar tranquilo, Don Javier.

      Eliminar
  2. Récord mundial interruptus. Y está claro que cuando te cortan el ritmo ya no es lo mismo continuar. Aún así tuvo suerte. Conociendo a los ingleses... en fín, que disparan primero y preguntan después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente interruptus. Un corte de ritmo en plena faena, como dice, lo deja a uno fuera de combate. El amigo John tendrá que intentarlo el año que viene por zona menos peligrosa como, por ejemplo, el estrecho de los Dardanelos.

      Eliminar
  3. Y ahora en lugar de cruzarlo, me quedaré nadando en mis aguas gallegas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia decisión la suya, amigo Mamuma.

      Eliminar