viernes, 21 de noviembre de 2014

INSEPARABLES


ATADO PARA SIEMPRE
(de abc.es)

Cancelar un contrato con una empresa de telefonía móvil -el único matrimonio "para toda la vida" que parece quedar- ha conocido un nuevo récord en la ciudad inglesa de Cardiff.

 Según informa "The Telegraph" una  viuda logró cancelar el de su esposo muerto solo después de acudir a la tienda con las cenizas de su marido.

Maria Raybould, de 56 años, tomó la drástica decisión después de recibir varios avisos instándole a pagar las últimas mensualidades del móvil de su marido, muerto por cáncer. Pese a que la viuda explicó a la poderosa empresa T-Mobile las circunstancias, y les mostró el certificado de defunción y la factura del funeral, la firma se negó a cerrar el contrato.

Finalmente, la señora Raybould acudió a la tienda de T-Mobile "con todo lo que pude encontrar de mi esposo", y se enfrentó con el personal. "Les mostré todas las facturas y papeles, y les llevé incluso las cenizas de mi marido; después les dije: "tienen 20 minutos para cerrar el asunto, salí a la calle y sufrí un ataque de pánico", declaró a "The Telegraph" Maria Raybould. Al regresar, la encargada de la tienda le dijo que había hablado con el gerente, y que "todo estaba arreglado y que el contrato se iba a anular".

Aún así, la empresa volvió a enviarle más cartas advirtiéndole que debía pagar las mensualidades o los gastos de cancelación de la cuenta. Pasaron varios meses hasta que, por fin, T-Mobile admitió que se habían producido "errores en el proceso automático de cancelación, que derivaron en el envío de las cartas".

A pesar del "matrimonio eterno" que establecen esas empresas telefónicas, la competencia dedica sus esfuerzos en tratar de seducir al "contrayente" para que sea infiel. Además, los Jazztel, Ono, Orange, etc., tienen el detalle de llamar cuando uno está en la ducha, echando la siesta u otras actividades delicadas, además de hacerlo todos los días esperando que se peque por cansancio. Después de agotar la paciencia de cualquier humano, se termina contestando con un "¡váyase a la M!" que, aunque poco efectivo pues no se interrumpen las llamadas, al menos le deja a uno un buen sabor de boca. 


10 comentarios:

  1. Lo ha reflejado magnificamente en su comentario a la noticia ya que esas telefonistas de esas Cías. deben de ser muy parlanchinas pero SORDAS. No se enteran de que NO quieres contratar con su Cía. por mucho que les insultes.
    Y siempre las llamadas cogen a uno en el peor momento : o en la siesta o en la ducha o leyendo el post de Maribeluca. Justo cuando es cuasi imposible dejar lo que uno está haciendo.
    Para mí las peores son las de JAZZTEL porque les he dicho de todo y jamás desfallecen. He pensado en hacer lo que hizo un amigo mío :
    -Oiga es usted fuano de tal?
    - No, ese está en la carcel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Observo que tiene Vd. el mismo aprecio que yo a las insistentes llamadas de jazztel.
      El truco de contestar "...está en la cárcel", o "falleció" no me ha servido pues entonces piden "hablar con el nuevo titular", Lo que me ha resultado más efectivo por ahora es desconectar el teléfono.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Son aves de rapiña, disputándose los huesos.

      Eliminar
  3. Las comunicaciones... esas corporacioens todopoderosas. Un clásico. A mí me alivia saber que en Cardiff es igual que aquí. Pensaba que esas irregularidades solo ocurrían en Hispania dónde las corporaciones pagan sillones directivos a los políticos y estos las dejan hacer de las suyas. Pero el ser humano se parece mucho. En lo bueno, poco, y en lo malo del todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mucha razón; además de parecerse en lo malo se olvidan de las malas experiencias y repiten los errores, cuanto más graves, con mayor insistencia. Basta contemplar a nuestro gran imitador de Lenin y Hitler en plena faena.

      Eliminar
  4. Por alguna extraña razón, no me extraña que haya casos como este. Es la lacra que nos queda desde que se inventó la burocracia...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tenía que haber hecho Dª María es presentarse en esas oficinas con un lanzallamas y carbonizar hasta al botonés.

      Eliminar
  5. Me lo ha pispado Don Tella...ODIO A MUERTE A JAZZTEL, estoy deseando que lo fagocite Orange sólo por la murga repugnante e inmisericorde que dan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aprecio que tenemos todos a Jazztel, por lo que se observa, lo tienen más que merecido por sus malas costumbres publicitarias.

      Eliminar