lunes, 12 de enero de 2015

ESCLAVITUD MODERNA

Niñas sirias a la venta por $9.000 en la capital saudita
Condenado a clases de sexualidad un menor por violar a la niña que compró
(de lavozdegalicia)

El implicado es un joven de 17 años cuya familia adquirió a la preadolescente de tan solo 11 por 2.500 euros para casarlos en Lugo
El menor que obligó a tener relaciones sexuales y pegó en Lugo a la niña de 11 años, , deberá recibir clases de educación sexual básica como condena por su actuación. Así lo establece en una sentencia la titular del Juzgado de Menores lucense quien considera que el muchacho, que ahora tiene 17 años, es autor de un delito de abuso sexual y otro de maltrato de obra. La pareja mantenía una relación de afectividad con convivencia análoga a la matrimonial. Aunque las familias supuestamente llegaron a efectuar la transacción de compra-venta, el matrimonio no llegó a producirse oficialmente. Los protagonistas del hecho no son de nacionalidad española.

Después de la venta, la menor fue conducida desde Andalucía (donde residía con su madre) a Lugo donde estaba el novio. La sentencia explica que, desde marzo hasta finales de junio del año 2014, la muchacha fue obligada a mantener relaciones sexuales. Para ello, el acusado la sujetó por el pelo y los brazos y en algún momento le llegó a tapar la boca para que no gritase. Todo apunta a que la relación resultaba totalmente insostenible para ella por lo que en una ocasión planteó a su pareja que se marcharía de nuevo para ir con su madre. Él reaccionó cogiéndola por la cabeza y golpeándola contra una pared.

La jueza impuso al muchacho una condena consistente en internamiento terapéutico, en régimen semiabierto, durante un año. Nueve meses serán de internamiento propiamente dicho y los tres restantes de libertad vigilada. Durante este tiempo no podrá aproximarse a la menor a menos de cien metros, ni comunicarse con ella por cualquier medio. La magistrada advierte de que no podrá acudir al centro educativo al que vaya ella.

La magistrada establece que el menor deberá recibir durante el tiempo de internamiento «una educación sexual básica y acerca de cómo relacionarse con el sexo femenino en general y en las relaciones de pareja en particular». Plantea la ponente que también «ha de procurar la ayuda terapéutica que precise, también durante la fase de libertad vigilada, en cada momento y una adecuada formación integral con especial hincapié en el ámbito de la educación sexual y las relaciones de pareja, en particular, y con el sexo femenino, en general».

La foto que ilustra el artículo muestra un caso de esclavitud moderna que, a pesar de la indignación que nos pueda causar, nos extraña poco al haberse producido en África, donde la vida humana, sobre todo la de la mujer, no vale un pimiento. 

Lo que nos parece inaudito es que algo parecido suceda en España y, más asombroso todavía, que la autoridad judicial cargue toda la culpa de caso sobre el menor, con toda clase de imposiciones educativas, mientras no se hace la menor referencia a lo que, en mi opinión, es el verdadero delito a penalizar, como es la compra.-venta de seres humanos. 

Tanto la familia de la niña, que la vendió, como la del chico, que la compró, parece se han ido de rositas. Espero que persista lo de que "la ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento"  y no se hayan salvado por que son extranjeros. 

8 comentarios:

  1. Como bien indica, a esos PADRES de los chavales habría que darles un escarmiento de "cruz y horca" para que vayan saliendo de la Edad Media. Lo triste es que en Africa es más que habitual.
    No entiendo cómo en España no están más vigiladas estas acciones de musulmanes, hindués, etc. Tanto hablar de los "derechos de la mujer" y se olvidan de la ESCLAVITUD de las niñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí los musulmanes y gentes de similares costumbres están a sus anchas; no en vano se trata de un país donde se permite todo a esos pobres inmigrantes. Las feminazis evitan las discusiones al respecto.

      Eliminar
  2. Estas cosas no debemos consentirlas en las sociedades civilizadas, si no cumplen con las leyes sobran entre nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, si hubiera un poco de autoridad se obligaría a todo el que entre en España a respetar y CUMPLIR nuestras leyes.

      Eliminar
  3. Deve de ser esta la Alianza de Civilizaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahí debe ir la cosa, Don Mamuma.

      Eliminar
  4. Pues eso mismo pensaba yo mientras le leía, Bwana. Qué respeto se le puede tener a un "objeto" que se ha comprado. ¿Y no hay clases de humanidad básica para los vendedores? En fin, aquí tampoco es que estemos muy avanzados en la ejemplaridad de las condenas. Saludos. P.D. Yo a Renata solo la compraría dándole la mitad de mi vida y de mutuo acuerdo. Qué belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien dijo, hace años, que la justicia española era un cachondeo y se le echaron encima, poniéndolo verde. No creo que le faltara razón al que lo dijo.
      Su observación sobre Renata demuestra que es Vd. persona bien educada, además de tener muy buen gusto.
      Saludos

      Eliminar