miércoles, 21 de enero de 2015

OTRAS CERVEZAS


Cerveza de Islandia con testículos de ballena ahumados                        
(de reporteindigo.com)

Steoji, una cervecera de Islandia, experimentará con testículos de ballena ahumados para dar sabor a su nueva cerveza, Hvalur 2, que se venderá por tiempo limitado con motivo del festival que se celebra cada invierno en el país, “Thorrablot”, en honor al dios del Norte, Thor.

O al menos así lo denunció la organización de conservación marina Whales and Dolphins Conservation (WDC).

“Queremos crear una verdadera atmósfera Thorri y por lo tanto, decidimos utilizar testículos ahumados de rorcuales comunes (una especie de ballena) para dar sabor a la cerveza”, dijo  Visir Dabjartur Arilíusson, dueño de la cervecera. 

Y agregó que “los testículos son curados de acuerdo a una vieja tradición islandesa, con un poco de sal y luego se ahúman”. 

“Pusimos mucho esfuerzo en esto y es un largo proceso”, apuntó Arilíusson, agregando que cada cerveza contiene un testículo. 

No es la primera vez que la cervecera causa polémica por fabricar esta bebida con carne de ballena. En enero de 2014, Steoji fabricó “Whale Beer”, una cerveza que fue temporalmente prohibida por las autoridades de salud pública de Vesturland, donde la cervecera está ubicada, dado que la misma no respetaba las normas de higiene de los alimentos, pues contenía huesos e intestinos del cetáceo. 

De acuerdo a WDC, todo indica que el uso de este “producto” de ballena está permitido por las autoridades competentes.

Aunque dudo que lectores de este Blog tengan proyectadas unas vacaciones en Islandia, para disfrutar de sus innumerables volcanes, siempre cabe la posibilidad de que alguien  tenga la ocurrencia de escaparse de los calores veraniegos y pegue el salto a ese país tan frío. 

Es por ese motivo que me he permitido copiar este artículo para que lleven cuidado con la clase de cerveza que consumen; tampoco se fíen de las cañas porque entiendo también la expenden a granel.  

8 comentarios:

  1. Voya a vigilar a partir de ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hará Vd. muy bien en tomar precauciones.

      Eliminar
  2. Unas criadillas y unos sesos irían bien acompañados con esta cerveza. Supongo que lo difícil del proceso es introducir los órganos en las botellas.... o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La combinación que propone para acompañar la cerveza me resulta bastante repulsiva, me disculpe Vd. Incluso preferiría tomar la cerveza sin tapas.

      Tiene razón en cuanto a la dificultad de introducir esos órganos en la botella que, por el tamaño de sus propietarios (los de los cataplines) debe ser muy complicado.
      Bienvenido.

      Eliminar
  3. Y además estas cervezas cuestan un huevo. Ya les preguntaré a los islandeses de qué hacen el vino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca mejor dicho, "cuestan un huevo". Espero que los islandeses no se molesten con lo del vino.

      Eliminar
  4. El comentarista CSC aboga por criadillas y sesos para acompañar a la cerveza, pero me se ocurre que a esos vikingos habría que enseñarles a comer y a fabricar cerveza con rabo de toro estofado. Eso sería el no va más.

    No creo que a ningún hispano en sus cabales le dé por irse de excursión a Islandia dado que hasta ERIK EL ROJO huyó de allí como alma que lleva al diablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fabricaran la cerveza con rabo de toro, como sugiere, o con unas sencillas chuletas de cordero, hasta podrían exportarla con éxito.

      El mismísimo Boby Fisher ganó allí el campeonato mundial de ajedrez en 1972 y nunca más volvió a jugar, por lo que no me extraña la reacción de Erik el Rojo.

      Eliminar