martes, 10 de febrero de 2015

LA ESFINGE


Una mujer británica no sonríe desde hace 40 años por temor a las arrugas
(de lapatilla.com)

Tess Christian, una mujer británica de 50 años, afirma no haber sonreído durante los últimos 40 años como alternativa natural al botox, por temor y para evitar la aparición de arrugas.

“Simplemente he aprendido a controlar muy bien los músculos del rostro, por lo que nunca he tenido que acudir al uso de productos químicos y médicos. Solo sonreí durante la infancia, pero después me negué conscientemente a ello. Mis esfuerzos se ven recompensados: no tengo ninguna arruga. Ninguna crema para la cara puede proporcionar este efecto.”, alardea Tess.

Esta señora habrá evitado que le salgan arrugas en la cara, pero también habrá alejado amistades y posibles pretendientes. A nadie le agrada la cercanía de caras de palo  que, ni siquiera, te rían los chistes. 




10 comentarios:

  1. Ahora lo entiendo, Don Bwana, Esta es, junto con otras seguidoras las que hacen de CAJERAS de los HIPERS franceses.
    Claro, era imposible que resulten tan antipáticas y cara de palo esas cajeras. Han hecho juramento de no sonreir jamás. Y los empresarios gabachos encantados con unas tipas que al ir a soltar la pasta ponen cara de tricornio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Don Javier, es el temor a las arrugas y no, como pensábamos, el mal humor constante por tocar tanto dinero que no les pertenece. Debe pasarle lo mismo al personal de ventanillas.

      Eliminar
  2. Alguien diría que no hay motivos para reír, y mentiría descaradamente, sólo hay que observar esas AFOTOS, no obstante (mire que me gusta amigo Bwana decir no obstante...) tampoco es necesario, yo me río de todo y todos y no tengo ni una arruga a mis casi ...y cuatro años.

    ¡¡por el amor de dios amigo Bwana!! felicite Vd. a la madre de Emilia, vaya joyita que nos ha regalado.

    addenda - puedo afirmar que a la Tess no lancomío la pepitilla comme il faut (iba a haber puesto chochete pero chochete es una palabra que no me gusta utilizar, hay otras palabras mejores que chochete para referirse al chochete)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted diga "no obstante" todo lo que le plazca, Don Isra; es una frase muy maja empleada correctamente, como Vd. hace. Que no tenga ni una arruga no me extraña debido a su juventud y buena forma física; lo asombroso es que, tanto Don Javier como un servidor, que ya cruzamos la centena y que nos reímos hasta del coletas, mantengamos el cutis como culito de recien nacido.

      Ya he felicitado a la mamá de Emilia por sus productos.

      ADD: Queda clarísima su definición y no me queda ninguna duda al respective.

      Eliminar
  3. Y mientras lucha contra las arrugas se le abren otros frentes como la posibilidad de morirse de asco o coger un tumor por no darle algo tan básico a la vida como unas buenas risas. Eso sí, a mí verle esa cara me hace sentir como el que juega a ver quien se ríe antes. Y pierdo yo porque la encuentro tan "atontá" que me parto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con la importancia de la risa, incluso de la sonrisa. Yo suelo reirme a carcajadas a menudo y las únicas arrugas que me han salido están en el bajo vientre y no me preocupan en absoluto.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Totalmente y, además, antipática.

      Eliminar
  5. Esta parece de la Yeneralitá. Allá ella, que será la más triste del cementerio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total para qué: ¿Y las arrugas en brazos y piernas?

      Eliminar