lunes, 5 de octubre de 2009

Escasez de sueño


Un hotel de ensueño para el sueño

(de 20Minutos)
El hotel mallorquín Hospes Maricel no se conforma con ofrecer una carta de almohadas: pone a nuestra disposición un completo programa para enseñarnos a dormir bien y librarnos del insomnio.
Cuatro días dura este plan para conseguir dormir profundamente y sin despertarnos a lo largo de la noche. Durante el día, las actividades culturales se intercalan en un estricto horario que debemos seguir y en el que se esconden las claves de ejercicio y dieta necesarias para descansar sin problemas.
Todo parece afectar a la forma en que dormimos: la cantidad de ejercicio físico que hagamos, la dieta que llevemos...
Y, durante la noche, un polisomnógrafo conectado a nuestro cuerpo medirá las variables que pueden afectar el sueño, así como las veces que alcanzamos las diferentes fases del mismo y las ocasiones en que nos despertamos.
El doctor Eduard Estivill, quien posee una clínica del sueño de Barcelona y dirige este programa, afirma en una entrevista al diario The Times que "el sueño empieza a prepararse desde el momento en que te despiertas. La influencia de la noche sobre el día está clara, pero la influencia de lo que hacemos por el día sobre la noche es más confusa".


"Todo afecta a la forma en que dormimos"
Todo parece afectar a la forma en que dormimos: la cantidad de ejercicio físico que hagamos, la dieta que llevemos, si dormimos siesta o no, etc. "La siesta es necesaria, pero tiene que durar menos de 20 minutos y debemos hacerla antes de las 3 de la tarde" sostiene el doctor Estivill.
El programa de cuatro días del Hotel Hospes cuesta 3.500 euros, quizá un precio no asumible para el bolsillo de muchos, pero sí pueden probar a aplicar en su vida diaria los consejos que ofrecen:

Empezar a relajarnos un par de horas antes de meternos en la cama, evitar el alcohol por la noche y tomar un paseo de 30 minutos todos los días, parece que con estas sencillas medidas debería bastar. También es aconsejable seguir una dieta que incluya un desayuno abundante, una comida moderada y una cena ligera que apueste por carbohidratos y vegetales, evitando la carne. Y no olviden la siesta.


Todas esas recomendaciones las llevo aplicando hace mucho tiempo sin resultados. La siesta la hago 20 minutos antes de las 3 de la tarde, como recomienda el Dr. Estivill, pero sigo con el insomnio. Lo único que no tengo es ese polisomnógrafo que anuncian con tanto garbo, aunque no se qué consecuencias sacan de sus mediciones. La carta de almohadas me suena a recochineo.


Por otra parte, aflojar 3.500 machacantes por cuatro días de hotel debe producir tal estres que a mí me acabaría de quitar el escaso sueño de que dispongo.

12 comentarios:

  1. Vale, yo voy a hacer siesta antes de las 3 de la tarde. Lo malo es que mi despacho es incomodísimo y los superjefes no me van a dejar poner un sofalito ni ná.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor para dormir es el horno holandés, bueno, maticemos, para "dormir" a la pareja (uno puede estar inmunizado). El proceso es bien sencillo, sin carta de almohadas, y mucho más asequible para el bolsillo.

    Se come un platito de lentejas o garbanzos y se deja a la madre naturaleza seguir su curso, por la noche, cuando las flatulencias hagan su aparición se suelta la carga de profundidad y se procede a envolver con las sabanas y/o manta a la pareja...

    Prohibido por el Convenio de Ginebra de 1949 pero altamente eficaz.

    ResponderEliminar
  3. La clave es el polisomnógrafo, sin duda; hasta que no te hagas con uno, olvídate de dormir.
    A mí me pasa como a Ginebra. Si hay que echarse la siesta antes de las tres, se echa. Pero mi despacho está rodeado de cristaleras y a mí lo de dormir con gente mirándome, no sé, no sé...

    ResponderEliminar
  4. Hola Bwana.
    Me parece dificilisimo seguir las indicaciones para no tener insomnio.
    Yo creo que el insomnio se quita cuando uno se va de vacaciones a una isla paradisiaca, se olvida del trabajo, del Fondo Monetario, y la unica preocupacion es si tomamos la Piña Colada bajo la palmera o en la piscina del hotel.

    ResponderEliminar
  5. Dª Ginebra:
    Si tiene un despacho, la cosa es fácil:
    Se cierra la puerta
    Colocar los pies sobre el escritorio, al tiempo que se reclina al máximo el sillón.
    ...A mi me resulta bastante satisfactorio para unos 15 minutejos.

    ResponderEliminar
  6. D. isra:
    Me parece un procedimiento muy cruel y, además, bastante peligroso por la casi segura reacción de la pareja (a menos que los vapores la hayan adormecido).
    No me extraña que esté vetado por el Convenio de Ginebra.

    ResponderEliminar
  7. Dª Reinadelmango:
    Le recomiendo el mismo sistema que he sugerido a Dª Ginebra; póngase unas gafas oscuras y olvídese de las cristaleras. Las personas que miren pensará que está concentrada en la solución de algún problema.

    ResponderEliminar
  8. Dª Laati:
    Pues parece un sistema mucho mejor para pulirse los 3.500 pavos.
    No olvidarse de algún ungüento específico contra mosquitos, muy abundantes por esas preciosas islas.

    ResponderEliminar
  9. No me hable, que hoy a las cuatro de la mañana estaba como un búho viendo anuncios de picadoras en la tele. Me da la impresión de que cuando uno coge el vicio de no dormir, ni paseítos ni siestas ni gaitas.

    (Isra, cuánta crueldad)

    ResponderEliminar
  10. Dª Maharaní:
    Me extraña que, siendo Vd. una persona jóven, tenga ese tipo de problemas. Un brujo keniata me dijo en 1995, que las personas humanas tienen un número asignado de horas de sueño y que, a medida que se van haciendo viejas, esas horas se van acabando.
    Déjenos esa vaina para los que ya estamos cascados y duerma Vd. como se merece.

    ResponderEliminar
  11. Hay gente con una especial facilidad para sacar dinero de cualquier sitio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. D. Alejandro:
    Así es, y gente deseando que la engañen.
    Un saludo

    ResponderEliminar