miércoles, 17 de octubre de 2012

DOBLE TORTURA




Un dentista crea un “torno musical” con el que piensa
tranquilizar a sus pacientes.

Un estomatólogo innovador espera que se terminen los miedos de sus pacientes, tras inventar un torno musical que espera los mantenga distraídos cuando utilice el desagradable instrumento.

(de Metro.co.uk)

El Dr. Dhanni Gustiana ya ha probado su excepcional equipo musical durante  intervenciones en su clinica dental en Purworejo, Java (Indonesia).

El Dr. Gustiana edice que que las temidas visitas al dentista serán más soportables en lo sucesivo.

El invento consiste en un torno para dentistas tradicional modificado para que emita música, vía un MP3, en lugar del desagrable zumbido normalmente asociado con la cirujía dental.

El torno musical se ha popularizado entre sus pacientes más jóvenes, que incluso pueden pedirle su música favorita y hacer su visita al dentista algo más placentera.

“Los niños no tienen miedo al doctor sino al torno” explicó el Dr. Gustiana. “He modificado el torno agregándole un osito de juguete y les digo que ese juguete les limpiará los dientes”

Mucho me temo que este doctorcito sea aficionado al "rap", según  percibo en el vídeo, por lo que la consulta, en mi caso, se convertiría en doble tortura. Además, tampoco me gustan los ositos.
Más adecuado para el caso sería poner una seguiriya o similar, algo del Agujetas o de Camarón,  con lo que se confundirían los gritos de los protagonistas.

10 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo con las conclusiones que obtiene sobre el invento del dentista ese de Java.

    Yo le sugiriría que la única forma de que a un adulto varón le hicieran olvidar el torno sería que el dentista fuera señorita en monokini, con los pechos rozando la cara del paciente y la vista se pudiera perder por unas bonitas y largas piernas mientras mete el artefacto horroroso en nuestras bocas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero, con interés, que algún odontólogo se haga eco de su sugerencia y consiga alguna auxiliar de las características por Vd. señaladas. Estaría dispuesto a visitarlo mañana mismo para que me limpiaran la dentadura.

      Eliminar
  2. No fastidies... Cosas veredes y dientes con caries agradecerán...

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo hay en la villa del Señor.
      Saludos

      Eliminar
  3. Oye quién sabe... a lo mejor funciona, todo lo que sea una distrcción para olvidarte de la tortura, buena es.

    Besito!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pudiera ser, pero al olfato ¿quién lo engaña?.
      Gracias por el besito

      Eliminar
  4. Ya ni en el dentista puede uno sufrir en paz y en silencio además te machacan con ruidos, uno de los días que fui al hospital había un chaval con un cachivache de esos metiendo ruidos y termine de los nervios. Como dice Don Tella si te pusiese al lado a la ñiña de los ojos fascinantes seguro que tendría una larga lista de espera.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hay alguno de esos niños ruidosos, me gustaría ser dentista.
      Si además, como sugiere Don Tella, la cosa va de monokini, habría que esperar dos meses.
      Saludos

      Eliminar
  5. Bueno, vamos a ver que tal elije las canciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tal que no sea algo del Perales....

      Eliminar