viernes, 2 de diciembre de 2011

EL PLACER DEL SUDOKU

El conductor de un autobús escolar de Ferndown (RU), pillado cuando jugaba al Sudoku mientras llevaba a los niños a la escuela
(de Metro.co.uk)

Uno de los alumnos lo retrató con su móvil apoyando una revista de pasatiempos en el volante mientras estaba conduciendo.
Según el delator, un chico de 12 años, el chofer utilizaba un bolígrafo para escribir sobre la revista..

La madre del chaval dice que se sintió aterrada cuando vió la foto. “No solamente estaba conduciendo sino que llevaba niños en el bus y se supone que respondía por su seguridad. Se trata de un autobús muy grande que podría haber causado mucho daño en caso de un accidente”, dice.

La empresa de transportes ha suspendido al conductor e iniciado acciones disciplinarias.

Lo primero que me llama la atención es que el fulano utilizara un boli para resolver crucigramas, ¡hay que ser optimista!, en vez del clásico lápiz con goma de borrar.
Por otro lado comprendo su interés por el Sudoku; yo no puedo salir de casa sin solucionar el mejor de todos y que pongo a vuestra disposición aquí: http://sudoku.com.au/ . No requiere ni lápiz ni goma.

10 comentarios:

  1. Buenos días.

    Hay gente para todo. Aquí muchos hacen cosas mientras conducen.

    Lo que más me desagrada son las que se maquillan en los atascos o más bien las que provocan atascos mientras se maquillan.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/12/11 8:47

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/12/11 8:49

    Sí, ese tipo es peligroso pero mucho más lo son las damas que conducen bajo dos objetivos : ignorar los espejos retrovisores y no dejar de estar mirándose en el del parabrís para poner tres pelos en su sitio (que nunca se ponen en el sitio)o pintarse los labios.

    Dicen ellas que son muy seguras porque en carretera nunca pasan de 60 kms/hora y en las rotondas lo hacen de tal forma que jamás sabrá el detrás por dónde va a salir, porque se ponen a la izquierda para salir por la derecha.

    Acostumbran a llevar colas de dos o tres kilómetros de coches detrás de ellas y no se enteran.

    ResponderEliminar
  4. A lo mejor es el cabrón que se ha venido a la empresa municipal de transportes de mi pueblo y que se me ha lanzado en la rotonda cuando llevaba a la peque al cole esta mañana.

    Y la de Tella estaba ayer en mi barrio parándose en TOL MEDIO de una rotonda por que se le puso en TOL HIGO.

    Lo primero que hago al aparcar el coche en la estación es besar el suelo, rezar y palparme para comprobar que sigo vivo, por si acaso, todas las mañanas antes de subir al coche, beso y abrazo cariñosamente a mi hija como si fuese mi último día... y eso que no da tiempo a pasar de 40 en todo el trayecto

    addenda - prefiero mil veces meterme en la M-30 o la calle Serrano en hora punta que conducir por mi barrio

    ah, nada de sudoku, el crucigrama de toda la vida.

    ResponderEliminar
  5. Joder Don Isra como tiene que ser su barrio para preferir la M-30 coño coño. Yo tengo un vecino que es acompañante en un bus escolar (va a la Cañada Real) y es el mas borrachuzo del barrio jaja, que ojo tienen esas empresas en la selección de personal.
    Don Bwana soy administrativo y en casa del herrero.... el sudocu ni tocarlo aaaaggggg.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. D. Laslo:
    La culpa es de los fabricantes, por poner espejitos dentro del coche.

    ResponderEliminar
  7. D. Javier:
    Tengo que recordar que el conductor del bus era un varón, por lo que no comprendo la insistencia de vuesas mercedes en culpar a las damas.
    Yo las prefiero al volante antes que escuchar sus atronadores taconeos por la calle. ¿Es que ya no se utilizan mediasuelas de goma para los tacones? ¿O es que disfrutan ensordeciendo al personal?

    ResponderEliminar
  8. D. isra:
    Observo que la mayoría de vuecencias están sometidos a la tiranía de los coches. Como yo soy un felíz peatón y usuario de los eficaces servicios de transporte urbano de Madriz, no he sufrido esos inconvenientes que tan bien relata. Únicamente tengo quejas del sonido escandaloso de los tacones de algunas señoras, como le digo a D. Javier.

    ResponderEliminar
  9. D. Zorrete:
    Pues no sabe la diversión que se pierde rechazando el sudoku. Después del noble juego del ajedrez, no se ha inventado nada tan reconfortante para olvidarse de los problemas rutinarios (léase: paro, economía, las declaraciones del Mou, etc.).

    ResponderEliminar
  10. Pour l'honneur des cocardes! ¿Y del niño chivato nadie dice nada? Niño cobarde, delator y despliciente: Futuro delincuente.

    ResponderEliminar