viernes, 25 de abril de 2014

GORRINADAS

El Ayuntamiento luso de Caminha busca 699 cerdos regalados en precampaña
El nuevo alcalde ha abierto una investigación para dar con el paradero de los animales, que costaron 80.000 euros
(de lavozdegalicia)

Ni trajes ni Rolex ni bolsos de Loewe. El Ayuntamiento de Caminha regaló 699 cerdos en la última precampaña electoral. El alcalde de esta villa lusa, Miguel Alves, confirma la apertura de una investigación para determinar el alcance de esta práctica, que supuso un desembolso para las arcas municipales de 80.000 euros. Aún quedan empresarios pendientes del cobro de 300 gorrinos, que están en paradero desconocido.

Todo empezó como una supuesta campaña para promover la revitalización del sector agrícola y el regreso al campo. "Sementar para recoger" fue el nombre de la iniciativa que lanzó en febrero del 2013 el anterior gobierno local, en manos de los socialdemócratas. Con una duración prevista de un mes, contemplaba el reparto de semillas y animales entre la ciudadanía. El único requisito, según el actual regidor, era «un cerdo por unidad familiar que contara con una parcela mínima de mil metros cuadrados para su crianza».

Hasta ahí no hubo mucho debate pero, según las indagaciones del actual gobierno local, el reparto de los cerdos se les fue de las manos. El edil del equipo saliente que promovió la iniciativa reconoció que «se descontroló». Niega rotundamente que hubiera algún beneficio político, pero las dimensiones que alcanzó el reparto indiscriminado de cerdos hacen que el alcalde Miguel Alves lo califique de «escándalo».

El regidor manifiesta que no solo no se cumplieron los proyectos de la campaña promovida para un mes «porque no se notó ningún indicio de regreso al campo». Al parecer ningún beneficiario hizo aquello de criarlo y engordarlo para obtener réditos futuros. El incumplimiento de las normas básicas de la campaña y su prolongación en el tiempo alimentan el vodevil, aunque al regidor no le resulte hilarante. «Entiendo que la cuestión pueda tener cierta gracia, pero es un tema muy serio. Hay que saber en qué se emplean los impuestos que pagan los vecinos, no puede dedicarse ni un céntimo a programas con tintes electoralistas», dice Miguel Alves.

Según otras fuentes, se regalaron cochinos a familias que vivían en pisos con la idea de que volvieran al campo para criarlos. Supongo que estarían riquísimos correctamente horneados. 

Por lo que se nota, también los de la casa portuguesa, com certeza, tienen sus trucos electorales.


10 comentarios:

  1. Uma casa portuguesa fica bem
    pão e vinho sobre a mesa
    É uma casa portuguesa, com certeza!
    É, com certeza, uma casa portuguesa!
    No conforto pobrezinho do meu lar,
    há fartura de carinho.
    E a cortina da janela, o luar,
    mais o sol que bate
    Una casa portuguesa
    tengo yo.


    Esa idea de regalar gorrinos es muy probable que provenga de los criadores extremeños para pasar con sus camiones a recoger los gorrinos que el Ayuntamiento deja en las "casas portuguesas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compruebo que domina Vd. el repertorio de Dª Analia Rodrígue, le felicito.

      Sospecho que los camioneros extremeños tuvieron que conformarse con los huesos.

      Eliminar
  2. Vaya, se habrán volatilizado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los estómagos de los recipientes, sospecho.

      Eliminar
  3. Cerdos y política, un clásico. El cerdo es ya casi animal totémico para esta gente de corbata y elecciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo que dice. Los pobres cerdoos, en sus variadas denominaciones, tienen el injustificado sinónimo de suciedad , culpa de sus criadores ya que los he visto en corrales perfectamente limpios y se encontraban a gusto. Muchos políticos me dan más asco.

      Eliminar
  4. Abundando en lo que dice, Don Bwana, he leído hace tiempo que uno de los animales MÁS LIMPIOS que existen por instinto es el CERDO. Lo que sucede es los criadores los meten asquerosas cochineras. Además el cerdo es el animal más amante del agua : si se le deja de cerca de un río se mete en el agua de cabeza y sabe nadar sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, los vi disfrutar de la limpieza en una granja enorme que tenían unos alemanes en Perijá (Venezuela) Ni siquiera tenían ese olor tan característico que despiden por aquí.

      Eliminar
  5. De vuelta, no lo he pasado muy bien, pero sabes una cosa, de los pocos blogs que de vez en cuando leía, es el tuyo, porque me haces siempre sonreír, y eso no tiene precio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido y alegre por tu regreso.

      Eliminar