martes, 10 de junio de 2014

ESTRATEGIAS COMERCIALES


Un fulano usa una muñeca inflable para vender su automóvil por Internet

(de publimetro)


En Internet podemos encontrar las cosas más raras, pero ésto ha rebasado algunos límites. En eBay, el popular sitio de remates por Internet,  un usuario está vendiendo un automóvil Volkswagen Golf modelo 1990 de una manera muy peculiar: en las fotografías, el vehículo es acompañado por un juguete sexual.

Sandy es el nombre de la "modelo" utilizada para vender el auto con más de 20 años de antigüedad. De acuerdo con el diario británico Mirror, Angus Dean,  de 47 años, es el vendedor. Este originario de Sussex dice que pidió prestada la muñeca a un amigo. Según menciona, su estrategia ha funcionado en el pasado.

El auto está siendo subastado. Hasta el momento, el monto más alto que han ofrecido son 100 libras esterlinas (168 dólares). Dean espera venderlo por más de 450 libras esterlinas y asegura que: "aunque el vehículo necesita un poco de mantenimiento para volver a circular, es un clásico. Además, espera que la muñeca ayude".

Aquí vemos otras fotos de la "modelo" con el bonito coche:



Realmente la muñeca da el pego. Lo que no me creo es que se "la haya prestado un amigo" y que sea suya, de su propiedad de Angus.  Una demostración más de la hipocresía de muchos british, siempre procurando hacerse el inocente y echar la culpa al otro.  

12 comentarios:

  1. Eso he pensado al leer las primera lineas : que esa muñeca es propiedad del hipocritón profesional de Angus.
    Ese trasto unicamente se lo puede comprar otro british porque con la pinta que tiene ni poniendo el asiento trasero lleno de Miley Cyrus en pelota, vale más de DOS EUROS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he contado, en mi otro Blog, el caso de aquel compañero british en Hamburgo, cuando le metió la mano a la camarera y se hizo el inocente, pero la moza lo caló bien y se sentó en sus piernas. Siempre disimulando los tipejos.

      Tampoco es que el Angus pida mucho por el cacharro, la verdad.

      Eliminar
  2. Si la muñeca cantase creo que ayudaría mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el que canta es el Angus.

      Eliminar

  3. No a ver, la muñeca es mía y todo esto es porque insisitió ella, yo no quería pero en una relación de pareja se ha de ser democrático. La muñeca lleva los pantalones, vaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a tener que ir otra vez al sex shop y pedir que se la cambien por una de faldas, que deben ser menos mandonas.

      Eliminar
  4. To prefiero alquilarles a mi cuñada.
    Venderlo no lo venderá pero les va a echar una bronca a los que no lo compren.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he notado ,en otras ocasiones, su mal disimulado interés en deshacerse de su señora cuñada de vuesa merced, por lo que sospecho debe tener características similares a la mía.

      Eliminar
  5. Pues, a mí esto de la muñeca hinchable me ha sorprendido; pensé que era la miembra del Angus. De todas maneras, los habitantes de las islas, cuanto más al norte, siempre me han parecido raros, no sólo por lo que beben, que no es de la uva, ahora se ve que se alivian con una muñeca que no les riñe ni les insinúa que se duchen.

    Esto de las inflabes (plexiglás), don Bwana, es de Calderas de Pedro Botero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos el Angus no tiene mal gusto para elegir el pexiglás y trata de sacarle el mayor provecho posible proporcionándole un trabajo honesto en el sector del automóvil. Si no fuera por su disimulo, negando la propiedad de la muñeca, hasta me habría caído simpático.

      Eliminar
  6. ¿pero no viene con la muñeca, no?
    que estafa :P
    a decir verdad, parece muy real! y menos mal que no dio el nombre del amigo, por que si no, lo mandaba al frente :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no; la muñeca no está incluida en el precio. Posiblemente, en vez de 450 pediría el triple.

      Eliminar