jueves, 3 de marzo de 2011

MODAS AÉREAS

Últimamente han aparecido una serie de noticias contradictorias sobre las intenciones de una compañía aérea de recortar las faldas a sus azafatas; así lo afirmaba un sindicato, quejándose de la utilización de la mujer-objeto. A continuación la línea aérea dice que, al contrario, lo que han hecho es alargar un poco las susodichas prendas femeninas. Investigando sobre este apasionante asunto, he descubierto que hay otras compañias aéreas que están reglamentando nada menos que los peinados de su personal de a bordo. Veamos varios ejemplos:

(1) Una compañía americana, que hace el trayecto Miami/Jacksonville en aviones de turbo-hélice, ha resuelto exigir a sus azafatas que utilicen el peinado que se muestra a continuación y que permite escuchar lo que dicen los viajeros, a pesar del ruido de los motores. Parece que muchos usuarios se quejaban de que tenían que repetir a gritos sus peticiones al personal.



(2) Una empresa europea de aviación, cuyo nombre y nacionalidad me reservo para no herir susceptibilidades, en vista de los frecuentes incidentes sufridos por el personal de a bordo, ha decidido reglamentar los peinados de azafatas y azafatos para que amortigüen los golpes que sufrían en la cabeza cuando la aeronave entraba en turbulencias o se agitaba por ciertos problemas en los alerones aun no resueltos.




Los "azafatos" también deberán modificar su peinado para que el resto del personal y los viajeros tengan más asideros en caso necesario.



No creo que tenga la oportunidad de apreciar estos interesantes cambios porque he dejado de pasar por los aeropuertos por prescripción facultativa.

10 comentarios:

  1. Parece que el evangelio de la Aído y la Pajones ha llegado también a los cielos...

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más viejo me voy haciendo observo mayor progresión aritmética de memos por metro cuadrado.

    Y como no hay nada que solucionar cuando la sociedad se hace imbecil por vocación, prefiero jugar al parchís y no enterarme de lo que sucede.

    ResponderEliminar
  3. Así se le debieron quedar los pelos a los azafatos del Falcon zapateril cuando decidió irse a dormir a Madrid en la ruta Qatar-Túnez.

    El último de las rastas también vale para sujetarse en los buses de la EMT madrileña.

    ResponderEliminar
  4. D. CAROLVS II:
    Sí, ha debido ser un trayecto en zig-zag, como le gusta al ZP...

    ResponderEliminar
  5. D. Javier:
    Hace muy bien. Yo voy a seguir su preferencia y cambiarme al parchís, pues me había refugiado en el ajedrez y me está resultando estresante.

    ResponderEliminar
  6. Dª maharani:
    ¿No se sabe si hizo lo mismo desde Arabia Saudí?
    Muy buena idea lo de las rastas. Sería más cómodo que sujetarse en las mochilas.

    ResponderEliminar
  7. Muy original, pero ya me dirá usted, D. Bwana cómo se ponen el casco en la cabeza si van en moto.
    Y el del cangrejo en la cabeza, ¿o es una nécora? no, no, un centollo.
    ¡qué susto!

    ResponderEliminar
  8. D. Carlos:
    No necesitan casco, ya lo llevan de fábrica.
    Lo del fulano yo pensé que era una araña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cada vez se estrecha mas el marco de las libertades...
    Me dan ganas de llorar :(
    Estoy con Tellagorri,pero prefiero "el cinquillo",que les gano los eurillos a las vecinas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Dª Elisa:
    Todos estamos hasta el gorro de tanta prohibición.
    Me alegro de su visita.
    Saludos

    ResponderEliminar