martes, 12 de junio de 2012

MANÍAS MODERNAS


Estamos bebiendo demasiada agua
 (de lainformacion.com )

Cada vez más científicos alertan sobre la costumbre de beber agua continuamente. El investigador neozelandés Spero Tsindos ha analizado las consecuencias de una sobrehidratación permanente y advierte de que no sirve necesariamente para adelgazar.
Nuestros cuerpos necesitan aproximadamente dos litros de líquidos al día y no dos litros de agua en particular. En un editorial en la edición de junio de Australia y Nueva Zelanda Journal of Public Health, el investigador Spero Tsindos, de la Universidad de La Trobe, examina por qué consumimos tanta agua.

Tsindos cree que animar a la gente a beber más agua es conducida por los intereses creados, en lugar de una necesidad de una salud mejor. “Hace treinta años que no veía una botella de agua en cualquier lugar, ahora aparecen como accesorios de moda.”

“Como un obsequio de gratificación instantánea, la botella misma es vista como un objeto de moda”, asegura Tsindos. El científico también discute el papel del agua en nuestra búsqueda constante de pérdida de peso. “Beber grandes cantidades de agua no causa por sí mismo la pérdida de peso, una dieta baja en calorías también es necesaria.”

El científico realiza un breve recorrido por la historia de las recomendaciones dietéticas acerca del agua, que se remontan a las primeras "curas de agua" de Vincent Priessnitz (1799-1851) hasta la recomendación del nutricionista Frederick J. Stare (1910-2002), de beber hasta seis vasos de agua al día para mantenerse sano.

Para desmentir estos supuestos, Tsindos menciona algunos estudios recientes que indican la inconveniencia de un consumo abusivo de agua. "Las pruebas sugieren", escribe, "que el consumo excesivo de agua podría ser contraproducente, especialmente en niños". En un artículo reciente publicado en The British Medical Journal, la doctora Margaret McCartney considera que la recomendación de beber ocho vasos de agua o dos litros al día podría responder a "intereses creados" más que a una verdadera razón de salud.

"Hay una moda que consiste en estar tomando continuamente agua", aseguraba en el mismo sentido Juan José Rufilanchas Sánchez, cirujano cardiovascular del Hospital Ruber Internacional de Madrid, en una entrevista en Radio Nacional. "Si uno tiene los riñones bien, el corazón bien y el hipotálamo, que es donde está el centro de la sed, también bien, debe beber lo que tiene sed, ni una gota más ni una gota menos".

Aún así, ¿qué sucede cuando uno se toma los dos litros de agua? Como todo, depende de la manera en que uno ingiera estas cantidades y el ritmo al que se beba. Si se bebe en un periodo corto de tiempo, el líquido se diluye en la orina y no afecta a la hidratación celular. Pero si se ingiere demasiada, el efecto puede ser fatal. "Lo peligroso no es la deshidratación sino la intoxicación por agua", indica el doctor Rufilanchas. "Los atletas que en los maratones se mueren o se colapsan, sabemos desde el año 2002, que es por intoxicación por agua. En la maratón de Boston, el año 2002, a 488 corredores se les sacó sangre antes y después de correr la maratón, y se vio que la mayor parte de los corredores, tenían el sodio bajo, es decir, habían bebido demasiada agua (...) A partir de un sodio bajo, de menos de 125 partes por 1000, se empiezan a tener temblores, confusión, pérdida de memoria y al final uno se puede colapsar y hasta morirse".

“La investigación también ha revelado que el agua en los alimentos que consumimos tiene un mayor beneficio en la reducción del peso que evitar los alimentos por completo", escribe el investigador neozelandés que ha puesto el acento sobre el problema. "Debemos decirle a la gente que las bebidas como el té y el café contribuyen a las necesidades de líquidos de una persona y, a pesar de su contenido de cafeína, no conducen a la deshidratación. Tenemos que mantener el equilibrio de líquidos y debemos beber agua, pero también debemos considerar líquidos presentes en frutas, hortalizas frescas y zumos.”

A ver si se entera el personal, de una puñetera vez, que andar por todas partes con la botellita de agua y bebiendo sorbos a cada momento, es perjudicial para la salud. Un amigo médico está hasta las narices de que los pacientes entren en su despacho con la consabida botella e incluso la pongan sobre su escritorio durante la consulta.
De lo que no cabe duda es del éxito de la campaña de promoción de las envasadoras de agua mineral.

ADENDA.
 lA COLLEJA DE HOY:

Mi amigo Alpino Chércoles y yo hemos estado el lunes en casa de don Romualdo, el vecino del 3º, para pegarle una colleja. Motivo:  haberle oído en dos ocasiones decir que "España está CONTRA la espada y la pared"..
Ante la mirada vigilante de Chércoles le hemos hecho recitar todas las preposiciones.

10 comentarios:

  1. Anónimo12/6/12 8:07

    Es inutil, cuando al gentío se le mete una MODA no hay forma de eliminrla que con otra.

    Las oficinas están llenas de chicas ante un ordenata con su botellín de agua, y por lo que me han contado cada grupito de tres o cuadro compran agua por cajas.

    Creo que ahora los bolsos femeninos llevan tres "imprescindibles" objetos : el botellín, el movil y la caja de cleenex.
    Eso en España porque en las Rusias sustituten el botellín de agua por botellines de vodka. Por lo del frío.

    Si estamos "contra la espada y la pared" quisiera saber cual de las paredes y qué espada me han ofendido. Para estar atento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de tener una botella al lado del ordenador es peligroso por la probable mojada del teclado, que le va fatal.
      Los bolsos tendrán que llevar un pequeño refrigerador ahora en verano, porque el agua calentorra no es agradable.
      Contra más me lo dicen más me cabreo.

      Eliminar
  2. Me parece muy bien que se desmonte esta costumbre nefasta de llevar la botellita a todas partes, qué manía.
    Y respecto a su colleja, es que el "contra" está muy extendido: "contra" más se usa, más se pega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio yo creía que la gente de Madriz comía mucha mojama, pero ya he notado que se trata, simplemente, de una manía.
      Lo de contra en lugar de entre o cuando, me pone más nervioso que "la pole".

      Eliminar
  3. Esa tontería de la botellita la solucionaba yo ipsofácticamente introduciéndosela por el ojete a todo el/la gilipollas que la lleve a cuestas.

    ¿y por qué 2 litros?
    ¿por qué no 1?
    ¿por qué no 10?
    ¿por qué no beber cuando se tiene sed?

    Yo es que contra más bebo más meo y no puedo ir todo el día con mis "poderes" ventilados, estaría todo el día ocupado en las cosas del fornicio Bwana, y es que hay cosas mu coquetas y juguetonas.

    Saludos cordiales (me he escaqueado un segundo de mis obligaciones laborales y voy a calzarme un croisantito con su cafelico).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La solución que propone me parece algo drástica. La gente empezaría a llevar botellitas mini para evitar ulceraciones.
      Un saludo y espero que le haya correspondido un croisant fetén.

      Eliminar
  4. Vaya y yo que me bebo 1y 1/2 litros demedia al día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los bebe Vd. por causa de la sed, me parece muy adecuado, aunque lleve cuidado por lo que dice el artículo.
      PS
      Imagino que se trata de agua.

      Eliminar
  5. Pues en estas islas, dicen que no hay agua y tenemos un montón de embotelladoras, veremos quien lo explica, pero como el agua de Teror, ninguna. Y el pueblo de Teror vive de solo de la embotelladora que es propiedad del ayuntamiento.
    Pero con un litro y medio voy muy a gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene mérito que si dicen que no hay agua tengan tantas embotelladoras. Y no solo en la isla de La Palma donde no les debe faltar.
      Bienvenido de nuevo.

      Eliminar