viernes, 15 de junio de 2012

TACONEANDO


Llevo una temporada preocupado por el fuerte taconeo que hacen sonar por las calles algunas señoritas. Al principio pensaba que era un ruido involuntario producido por la manía de llevar los tacones sin las tapas de goma que usaban antaño, pero he llegado a la conclusión de que lo hacen a propósito, quizás para llamar la atención de los viandantes.

 Y digo que me preocupa porque  pienso que debe ser poco sano agitar tan fuertemente las neuronas con las convulsiones  que deben subir por las piernas y trasmitirse al cerebro por el espinazo. Uno mismo nota cierta presión en la nuca sólo con escucharlo. Tendrían que hacérselo mirar, por si acaso.

Cuando tengo la suerte de oir ese desagradable sonido detrás de mi, por mucha prisa que lleve, cedo amigablemente el paso, aunque sea disimulando con la contemplación de un escaparate de chinos. Si al menos se tratara de chicas agraciadas, pero da la casualidad de que son de estilo "heavy " y bastante feas.

Algo muy distinto es taconear un tango, que produce cuerpos esculturales y un placer al oído y a la vista, como puede observarse en el siguiente vídeo:


13 comentarios:

  1. Anónimo15/6/12 8:01

    Es problema psicológico, Don Bwana, algo parecido a lo que sentían los milicos nazis cuando paseaban por Europa y daban taconazos. Para sentirse fuertes a sí mismos.

    Esas damas pisando con ruído desean afirmarse y perder sus miedos, sea por feas o por tontas, pero miedos.

    La representante del automovilismo de su blog no necesita para nada dar taconazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo15/6/12 8:22

      SE ME OLVIDABA
      Las hay que deben de caminar soñando que un torero las dice aquello de =

      Pisa morena
      pisa con garbo
      que un relicario
      que un relicario me voy hacer
      con el trocito de mi capote
      que haya pasado
      que haya pisado tan lindo pie.

      Eliminar
    2. No se me había ocurrido la posible derivación nazista, pero pudiera ser.
      La chica del coche tiene suficiente con una mirada para afirmar su personalidad.
      Me he quedado de piedra al ver que se sabe Vd. "El Relicario" de cabo a rabo, siendo tan poco aficionado a los "ruidos".

      Eliminar
  2. No sé cómo algunas pueden caminar encima de esos zancos que calzan, nunca he podido más que con tacones medios y casi siempre llevo botas en invierno y bailarinas en verano, pero es verdad que cuando una se siente medio resultona gusta taconear, aunque siempre sin avasallar al prójimo como bien dice

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pregunto ¿no sería más cómodo y seguro para el organismo poner esas tapas de goma que tanto se usaban? Los pobres zapateros tienen que ganarse la vida, digo yo.

      Eliminar
  3. A mi me hace gracia ver las peripecias que tienen que hacer para mantenerse en pie.
    Parece que tienen almorranas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tienen es que ser equilibristas. Y todo por querer aparentar que son más largas de cintura a los pies que de cintura a la cabeza.

      Eliminar
  4. A mí me da risa los malabarismos que tienen que hacer para mantenerse en pié.
    Parece que tienen almorranas.

    ResponderEliminar
  5. Yo tuve una vecina en el piso encima del mio mas de dos años taconeando de la mañana a la noche. Increíble, nunca utilizaba otra cosa que esos zancos en casa, madre mía hasta l..... nos tenía.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf! Ésas que usan tacones en casa son para darles de comer aparte. Para evitarlas, vivo en un ático.
      Saludos

      Eliminar