martes, 1 de marzo de 2016

PATRIMONIO NACIONAL


Ladrillos de un acueducto romano… para hacerse una obra en casa
(de andalucesdiario)

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Morón de la Frontera (Sevilla) investigan a un vecino de Osuna por un  delito contra el patrimonio histórico. al haber expoliado supuestamente un yacimiento del siglo I antes de Cristo de esta última localidad, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado de prensa.

La investigación comenzó tras tener conocimiento la Guardia Civil. por parte del arqueólogo del Ayuntamiento de Osuna, de que el yacimiento arqueológico situado en el cauce del río Blanco, en el paraje Cortijo de Girón, consistente en un acueducto de la época romana, había sido totalmente expoliado, habiendo sido destruida toda la estructura al haber sido sustraídos los ladrillos de barro que la conformaban. Dicho yacimiento es único en Andalucía y la construcción expoliada era una obra de ingeniería de la que no existe otra documentada en esta comunidad.

Por todo ello, se realizó una inspección en el lugar de los hechos, comprobando que el citado yacimiento se halla situado en el margen izquierdo del río Blanco y había sido expoliado desde el margen derecho del mismo, colocando sobre el cauce, a modo de pasarela, una vieja puerta de madera y dos hojas tapaluces de ventana, así como un trozo de moqueta verde, al objeto de poder cruzar el autor o autores el material sustraído del yacimiento hasta el margen derecho, lugar donde los ladrillos fueron cargados en algún vehículo de gran capacidad.

A escasos metros de la pasarela construida, fueron localizados algunos fragmentos de ladrillos del yacimiento, pudiéndose comprobar que el expolio se había producido hacía muy pocos días, puesto que aún se apreciaban las marcas de los ladrillos retirados sobre el margen del río y huellas de pisadas recientes.

La Guardia Civil procedió a realizar gestiones por las proximidades del lugar, teniendo conocimiento de que autor o autores desconocidos accedieron al yacimiento con una furgoneta de mediano tamaño de color blanco con la parte de atrás cerrada, sin ventanas.

Posteriormente, se realizaron inspecciones en los establecimientos de Osuna y en la localidad de La Lantejuela dedicados a la compra de materiales de obra usados, localizando una furgoneta tipo comercial de las mismas características descritas, que se encontraba en el interior de las instalaciones en desuso de una antigua empresa a unos cinco kilómetros del yacimiento expoliado.

La Guardia Civil, tras realizar diversas gestiones, localizó a un individuo, que manifestó a los agentes que había recogido algunos ladrillos del lugar del expolio, tras lo que condujo a los agentes hasta la furgoneta, mostrando un montón de arena de obra bajo la cual había enterradas 31 piezas de barro (medios ladrillos).

OBRA DOMÉSTICA

Asimismo, y entre los depósitos de fertilizantes tapados con algunos objetos, fueron recuperadas ocho piezas iguales a las anteriores, indicando el sospechoso a los agentes que en su domicilio poseía unos 15 ladrillos que había cortado en pequeñas piezas para usarlos en una obra doméstica.

Por tales motivos, el pasado mes de enero se procedió a la toma de declaración en calidad de investigado de M.G.R., de 64 años de edad, como presunto responsable de un delito contra el patrimonio histórico.

Ante la sospecha por parte de los agentes de que en las cercanías de la antigua empresa abandonada pudiese haber ocultos más ladrillos procedentes del expolio, la Guardia Civil consiguió localizar en un terrero de olivar en el paraje Castilla de Doña Laura, en Osuna, un total de 45 piezas, las cuales fueron recobradas.

Menos mal que el tal MGR no debe conocer el acueducto de Segovia, o le queda muy lejos de su casa, porque podrían interesarle esas bonitas piedras para adornar el portal de su morada. 

6 comentarios:

  1. Sospecho que al MGR ese lo de "patrimonio histórico" le suena a murga cartagenera y que qué cosa más normal que usar piedras y ladrillos que no sirven para nada, ni para pasar gente ni para conducir agua.

    Segovia le cae un poco lejos pero que se ande con cuidado el párroco de Osuna no vaya a encontrarse su iglesia parroquial, probablemente de origen moro, a medio desmontar.
    Y tiene suerte de no haber venido al País Vasco porque aquí hasta las RANAS son "patrimonio histórico Autóctono"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay fulanos, como el MRG, que opinan que esas ruinas merecen reciclarse para usar en construcciones modernas.

      Lo de las ranas no lo conocía. Echarse al coleto unas ancas de esos bichos debe ser carísimo en el País Vasco.

      Eliminar
  2. Observo que hoy el Guepardo está bastante alucinado y en postura soñadora y debe de ser por tener cerca a Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha puesto tan cómodo para disimular.

      Eliminar
  3. Y cuantas reformas como la susodicha habrá de las que no se tendrá conocimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente; habría que pedir el albarán de oiígen a los albañiles que vienen a casa para una chapuza.

      Eliminar