jueves, 26 de noviembre de 2009

Whisky under rocks

A la búsqueda del whisky abandonado por Shackelton en la Antártida
(de LD)
Un equipo de arqueólogos neozelandeses buscará en la Antártida dos cajas de un tipo especial de whisky de malta escocés que ya no se fabrica, enterrado desde hace un siglo bajo el hielo.

Los científicos, miembros de la Sociedad para la Conservación del Patrimonio Histórico de la Antártida, en Nueva Zelanda, emplearán herramientas perforadoras especiales para taladrar el hielo sin dañar el tesoro alcohólico: dos cajas de whisky de la marca McKinlay & Co pertenecientes al explorador irlandés Ernest Shackleton, que entre 1907 y 1909 fracasó en varios intentos por ser el primero en llegar al Polo Sur y cuya expedición resultó una de las más espectaculares aventuras polares del S XX. La idea de la recuperación nació en 2006, cuando dos arqueólogos descubrieron las botellas atrapadas en el hielo debajo de una tienda de campaña que construyó la expedición de Shackleton. Cuando sean recuperadas, las cajas y las botellas serán trasladas a Nueva Zelanda, donde se las restaurará antes de que vuelvan a ser depositadas en el campo de la Antártida en el mismo sitio en el que las dejaron los exploradores, como obliga el tratado de conservación histórica firmado por los doce países que administran el continente helado. Sin embargo, la destilería escocesa Whyte & Mackay, que distribuye la marca McKinlay, reclama su derecho a que les sea entregada una botella o al menos una muestra del whisky. Incluso se plantea analizar su composición para intentar recrear la mezcla, mientras el líder de los arqueólogos, Al Fastier, afirma que no quiere probarlo.


Me huelo que los expedicionarios se van a llevar una sorpresa; en la foto se observa una gran pachanga de pingüinos que hace sospechar que ya han descubierto el tesoro y abierto algunas botellas del renombrado licor.


El Sr. Fastier dice que no quiere probarlo; ¡amos anda! que una copita de ese centenario licor tiene que apetecer a cualquiera y más con el frío que deben estarse chupando los amigos arqueólogos. Tampoco me trago que, una vez "restauradas" las botellas, las devuelvan al lugar donde se hallaban. (A menos que la "restauración" consista en abrirlas, catarlas y rellenarlas con whisky dic).


Respecto a la expedición de Shackleton, no me extraña que fracasara si se entretenían en pegarle a la botella a base de bien. Debe ser complicado buscar el Polo Sur en medio de una melopea.

12 comentarios:

  1. Pero mira que tiran el dinero en gilipolleces, eh!

    ResponderEliminar
  2. Dª Ginebra:
    No se qué decirle; un escocés de 100 años merece la pena un paseíto por la Antártida, digo yo.

    ResponderEliminar
  3. Me extraña que estos científicos no se hayan enterado de que se está derritiendo a toda castaña la Antártida (de ahí la ídem de los pingüinos cuando han salido a flote las cajas).
    O igual sí que han leído la noticia, pero no se la creen por lo de los e-mails...

    ResponderEliminar
  4. Pero es que todavía andarán esas botellas por ahí??..hay que ver que cosas se les ocurren.

    Y no se mucho de alcohol pero me parece raro que pueda estar bueno un siglo después..quien sabe..

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. eso es en serio? Y quién se lo financia? la Fundación de la Reina Madre de Inglaterra?

    ResponderEliminar
  6. Pues yo me lo tomaría con un poco de coca cola... por rebajarlo un poquito

    ResponderEliminar
  7. Dª Maharani:
    Pues es cierto, les van a sobrar las "herramientas perforadoras" si no se dan prisa.

    ResponderEliminar
  8. Dª Simone B:
    Yo también dudo que aparezcan las botellas y no lo digo por los pingúinos, si no por la multitud de expedicionarios que andan enredando por la zona.
    De lo que estoy seguro es de que ese whisky tiene que estar de rechupete. Tengo yo uno de solo 18 años y no vea cómo pasa por el gaznate.

    ResponderEliminar
  9. Dª Sol:
    Ya lo creo que va en serio. De lo que no estoy tan seguro es de que le apetezca una copita a la reina.

    ResponderEliminar
  10. D. isra:
    No lo divulgue Vd., por favor; si le escucha algún británico puede sufrir una agresión. Yo pedí hielo y soda para una copa de un whisky de malta al que me habían invitado y tuve que salir del pub con escolta.

    ResponderEliminar
  11. D. misx:
    Seguro que sí. Ya me gustaría catarlo.

    ResponderEliminar