jueves, 22 de enero de 2009


Pienso seguir disfrutando de estas exquisiteces, pese a lo que diga don Sebastián. Lo que no voy a hacer es ir a esquiar a los Alpes (ni a los Pirineos).

Por cierto ¿se puede comprar en Carrefour? ¿Y en Caprabo-Eroski?

5 comentarios:

  1. Yo hasta que no me dé la bombilla no le pienso hacer ni caso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y las empresas españolas que fabrican fuera? ¿son españolas o de China, taiwan etc..Sr Sebastián?
    Miguelito como vive con Mamá pues no se entera de nada porque la compra la hace ella (cotilleo frivolo para desengrasar).

    ResponderEliminar
  3. Dª Ostra:
    ¡Cuidado con esas bombillas! Pueden tener cámara oculta....

    ResponderEliminar
  4. Dª Sol:
    El Sr. Sebastián no se ha enterado de la globalización, me temo.
    Esperemos con temor nuevas ocurrencias.

    ResponderEliminar
  5. Bwana,
    no le arriendo las ganancias (a la bombilla). La voy a usar para iluminar al loro...

    Le traigo otra reflexión sobre las ocurrencias de Sebastián:
    "Si no tienen pan que esquíen en Sierra Nevada"

    (del blog de El Capitán Achab)

    ResponderEliminar