jueves, 28 de enero de 2010

¿Conducción temeraria?


Sabemos que, a menudo, es mejor “seguir la corriente”, pero una conductora de Devon se ha tomado el dicho literalmente, cuando atravesó la pared de su garaje y cayó a un río

(de Metro co.uk)

Parece que la señora pisó el acelerador accidentalmente, atravesando la pared del garaje de su casa en Chillaton (Devon RU).

Gracias a la foto tomada por los servicios de emergencia, el resultado de su osadía queda registrado para la posteridad.
Afortunadamente, la mujer de 70 años, pudo salir del vehículo y escalar los tres metros que la separaban de su casa, con sólo pequeñas heridas en sus piernas. Fue trasladada al Hospital Derriford, en Plymouth, donde se mantiene estable, según los médicos.

Recomendamos que la próxima vez levante el pie del acelerador.

Estas cosas pasan cuando se tiene la imprudencia de construir una casa y su garaje a la orilla del río, aunque sea un modesto riachuelo. Lo de apretar el acelerador en vez del freno puede suceder cuando se llevan tacones demasiado largos como, supongo, los de la señora de 70 años. Me parece inadecuada la sorna del articulista; primero titula el relato con el chiste de la corriente y termina haciendo una recomendación estúpida. Me gustaría saber si todo el asunto no es una simple consecuencia de la manía de los británicos de conducir al revés. Por otro lado, ¿quién no ha roto alguna pared de vez en cuando? Yo mismo, que soy tan cuidadoso, me cargué una con un sencillo martillo.

14 comentarios:

  1. Tendría prisa y tiró recto... además era su pared!

    ResponderEliminar
  2. Es que algunas paredes están locas por caerse.

    ResponderEliminar
  3. Bien, bueno, ejem, no sé... vale, me dejo de rodeos ESA VIEJA ES ESTÚPIDA Y DEBERÍAN QUITARLA EL CARNET DE CONDUCIR.

    Hostia ya tanta tontuna, !!! si no se puede no se puede.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja Dios mío, menudo acelerón debió pegar para atravesar una pared, no? Que era de "plexiglas"??? (me hace gracia esa palabra, sí). Supongo que los tacones de 7cm de la señora fueron los culpables, mira que ponernos el freno al lado del acelerador? Que podemos equivocarnos de pie, hombre!

    ResponderEliminar
  5. Sabias palabras las suyas, D. Bwana, como siempre.

    Se le saluda.

    ResponderEliminar
  6. Dª Cris:
    Es lo que yo digo, cada uno hace lo que quiera con sus paredes. ¡Faltaría más!

    ResponderEliminar
  7. Dª Maharani:
    Éso lo escuché decir a un albañil en Málaga, hace años.

    ResponderEliminar
  8. Vaya hostión, para haberse matado la loca, ¿a quién se le ocurre? jajajaja
    Menos mal que fue la pared de su garaje...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. D. isra:
    No sea Vd. tan cruel con la pobre señora, después del disgusto que se ha llevado. El Schumaker, a su edad, vuelve a las pistas de carreras de F1. (me refiero al alemán, no al schumaker español)

    ResponderEliminar
  10. Dª Chocolat Soul:
    Yo pienso lo mismo, el acelerador debería estar en el volante, para ser accionado con la mano y dejar barra libre al pie para frenar.

    ResponderEliminar
  11. D. Carlos:
    Gracias por su valiosa y acertada opinión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Dª Ra:
    En realidad la mujer solo estropeó su propiedad, la suya de élla. No rozó a nadie más.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. jajaja
    Esto es muy gracioso.
    Mmmm...Sugiero sacarle el registro de conductora.
    besitos
    Me encanta este blog.

    ResponderEliminar
  14. Dª Diana:
    Muchas gracias por tu opinión del blog y por los besitos.

    ResponderEliminar