viernes, 15 de enero de 2010

En Botswana (episodio 3)

Llegada a Ghanzi

Antes de continuar, recomiendo leer este artículo sobre Botswana que da una buena idea del país donde nos hallamos.



Salimos del poblado bosquimano sobre las 3 de la tarde, tardando una hora en encontrar el camino hacia Palamakoloi, desde donde conectamos con una carretera asfaltada que pasa por Tswaane y luego se dirige a la ciudad de Ghanzi. Mientras localizábamos la carretera, nos tropezamos con algunos ejemplares de la fauna local, como esta asustada cebra:



Ghanzi es conocida como "la capital del Kalahari". Está situada "en medio de ninguna parte", como dicen los ingleses, apartada del resto del mundo por interminables carreteras, algunas bastante potables y otras que sólo valen para 4x4. La mayor parte del terreno que la circunda es plano y cubierto por inmensas praderas, donde aparecen algunos arbustos ocasionalmente. Los Boer se establecieron en la zona a finales del siglo XIX, después de que los Africaneers fundaran Ghanzi en 1870. Lo que, originalmente, fue un centro de comercio y caza, se convirtió en la capital de una próspera zona ganadera en la que, hoy día, hay más de 200 granjas.

Aparte de su gran actividad comercial, Ghanzi es una encrucijada para los turistas que se dirigen al famoso Delta del Okabango y a explorar las praderas del desierto de Kalahari, para admirar al famoso león de melena negra y a la variada fauna del lugar. Uno de los bichos que más les llama la atención es el bonito suricata baby.


Llegamos de noche a Ghanzi y nos acomodamos en el hotel Arms, lanzándonos rápidamente de cabeza a la piscina. Ya conocía este agradable hotel que siempre me ha gustado por su piscina y por el detalle de la cafetera eléctrica en las habitaciones; ésta es una costumbre habitual en los hoteles norteamericanos que, en mi opinión, deberían copiar otros hoteles llamados de lujo.


Para completar la jornada me pareció oportuno darme una vuelta por el cabaret "Beni Beni", donde suele haber buenos espectáculos. El Geofrey se apuntó de inmediato.


Después de un par de etiquetas negras de "el caminador" y en vista del poco agradable ganado presente, decidí irme a dormir al hotel, sintiéndome algo culpable por la falta de progreso en mi búsqueda de los gwis. Mi guía-chofer se marcó unos cuantos bailes con unas turistas alemanas muy orondas y se quedó en el cabaret.
Mañana será otro día y espero que haya más suerte cuando nos internemos en la parte nororiental del Kalahari. Si hace falta, como me estoy temiendo, haré yo de chofer-guía porque me parece que el Geofrey va a tener una larga noche de jolgorio.

(estoy escribiendo todo esto de memoria, porque sigue sin aparecer mi maleta) Continuará

18 comentarios:

  1. Pues tiene usted una memoria estupenda, porque los nombrecitos se las traen.

    No lo veo mal destino para largarse de aquí una temporada. Mejor que Burkina Faso sí parece.

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me sorprende es lo fuerte que tiene que pegar allí el solano, están todos morenisimos, incluso las teutonas que se animaron a bailar.

    Leído el artículo concluyo que el subdesarrollo africano es fruto de la explotación blanca y el posterior proceso de descolonización (y si, estoy siendo sarcástico)

    Por cierto, aunque su caminante "no está mal" soy más de Jack que de Johnny.

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhhhhhhh lo que más me ha gustado son los bebés de suricata, qué lindos!Muerden?
    Yo también me hubiera tirado de cabeza en la piscina del hotel, por esos lares tiene que hacer un calor de mil demonios!
    Una jodienda lo de la maleta, espero que la recuperes pronto.
    Me gusta la historia. Espero la cuarta entrega de tu aventura en África.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Dª Maharani:
    No se crea, en Burkina hay más tranquilidad y frutos secos.

    ResponderEliminar
  5. D. isra:
    Mucha de la gente de aquí se cubre con paraguas, aunque no llueva. El asunto es que el color negro absorbe más los rayos solares. "Color blanco del bwana rechaza el sol, ¡mucha suerte!", me suelen decir, con envidia.
    Si el Jack al que se refiere es el amigo Daniels, me quedo con el escocés.

    ResponderEliminar
  6. Dª Ra:
    Los suricatas muerden hasta cuando están en el vientre de sus madres.
    Afortunadamente he recuperado parte de mis accesorios y podré continuar el relato sin destrozarme las neuronas.
    Retorno gustosamente el beso.

    ResponderEliminar
  7. Geofry es un ganador
    Bue...Vos no la pasás taaaann mal parece, así, a simple vista...
    Mi perro es cruza con suricata, no porque muerda (amm amm), lo vi parase en sus patas traseras y quedarse tieso mirando, digo chusmeando lo que no podía ver apoyado en las cuatro.
    Que lindo este viaje.
    Si fueras genio (luego de frotar tu lámpara) te pediría que este viaje no termine o que comience conmigo de polizona.
    Los otros dos deseos no te los cuento.
    besitos muack muack chuik

    ResponderEliminar
  8. Dª Diana:
    De cazador a cazadora, ¿va en serio lo del viaje? A mi´me encantaría la compañía, sin que sea preciso ir de polizón.
    Lo del "chuik" me ha gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Ey! No había visto este cuaderno de viaje, sigue, sigue...a ver qué pasa después!

    ResponderEliminar
  10. No se que le pasa a mi blog o al suyo, que no se me actualizaban sus entradas y me he perdido un montón! o_O

    Los suricata baby son preciosos! Vivir una historia en Africa debe ser para no olvidar jamás, siempre he querido ir pero nunca me he atrevido, ya sabe, una mujer sola, joven... xss, lo veo peligrosillo...

    Espero poder leerle más cosillas de su avetura allí y de como amaneció el chofer con las alemanas, jeje.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta tu bitácora, espero por más. Suerte.

    ResponderEliminar
  12. D. Basurero Usurero:
    Bienvenido a este Blog.
    Mañana sigue el relato.

    ResponderEliminar
  13. Hola!! estoy de regreso, extrañaba pasar por aka, y mira konlo k me enuentro esas zuricatas son preciosas!! me gustaron, asi k porfaor te guardas unas en la maleta y voy por ella! jeje!

    Y el banner no se desde cuando lo tienes, pero k yo recuerde no estaba asi y me gusta!

    salu2 Dayann

    ResponderEliminar
  14. D. Luis:
    Más que Cuaderno de Viaje ha sido "Abuso de Neuronas", porque, hasta ayer no recuperé mis documentos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Dª Chocolat Soul:
    Pienso preparar una excursión a Tanzania durante este año, en vista de las peticiones que he recibido; es posible que le interese.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Dª Dayann:
    Ya me procuraré alguno, aunque son sumamente esquivos, y te avisaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno el artículo!
    Ahora podemos entender mejor el país donde estas. y Ole por ellos!

    ResponderEliminar
  18. Dª Raquel:
    Me uno a su ole.
    Un beso

    ResponderEliminar