martes, 19 de enero de 2010

Hello Dolly!

AMANTES OTAKU 2 D
Lo que es bueno para algunos no lo es, necesariamente, para otros. En asuntos de amor, por ejemplo, la mayoría de nosotros busca al sexo opuesto en diversos lugares y de diferentes maneras. Otros, sin embargo, prefieren encontrarlo en el mundo de la fantasía. A esta clase de gente se la conoce como “Amantes otaku 2D”


(de Asia news)

Otaku es un término coloquial japonés que se refiere a individuos excéntricos que tienen un interés obsesivo por los juegos de video y las muñecas. Es el equivalente a lo que en otros países se conoce como “geek” o “Friki”. Un Otaku que desarrolle sentimientos románticos por cosas inanimadas (como una almohada, un protagonista de un video-juego, o una muñeca inflable) recibe el nombre de “Amante 2 D”.
Uno de estos amantes 2 D es el Sr.Ta-Bo, un ingeniero japonés de 45 años que posee un lote de Muñecas Candy valoradas en más de 170.000 dólares, fabricadas por la firma Orient Industries. Ta-Bo ha descartado de su vida a las mujeres. “Una chica humana puede engañarte o marearte con su verborrea, pero estas muñecas jamás harían esas cosas”, dice. “¡Me pertenecen al 100%!”. Después de su trabajo de 9 a 17, Ta-Bo regresa al hogar y saluda a sus “novias” por sus nombres, tras lo cual las baña, las perfuma, las viste una por una con lencería fina y las lleva a la cama. El comportamiento de Ta-Bo va pareciéndose gradualmente al de otros otakus. Esto se debe, parcialmente, a su pereza “ya que toma demasiado tiempo andar en plan de ligue, mientras que con un simple click con el ratón se puede ordenar el envío de una muñeca” confiesa.



¿Qué es lo que, aparte de un rápido ligue, inspira a hombres aparentemente normales, como Ta-Bo, a convertirse en amantes 2 D e invertir prácticamente toda su fortuna en esas muñecas inanimadas? Por lo que parece, mucho tiene que ver con el cambio de la cultura japonesa. Hideo Tsuchiya, Presidente de Orient Industries (segunda foto) dice ”Hoy en día, las mujeres son, a veces, más dominantes que los hombres en la vida real y no siempre les prestan la debida atención " Otro empleado de la firma lo pone en una mayor perspectiva diciendo “Cada vez hay más hombres deprimidos por su situación, así que nosotros hacemos esas muñecas para evitar su abatimiento”.

De acuerdo con Lisa Katayama, periodista del New York Times, “más de la cuarta parte de todos los solteros entre 30 y 34 años, varones o hembras, son vírgenes”. “Muchos japoneses no tienen ninguna experiencia sexual , dice, y son incapaces de establecer relaciones que, aunque nos parezcan normales a nosotros, para éllos constituyen un profundo misterio”.



Aunque el artículo no dice nada sobre el particular, parece que también fabrican muñecos especiales para damas; uno es Akio y la otra Aiko. Sin discutir la calidad de las muñecas, me parece harto sospechoso que parezcan menores de edad y no sólo por los uniformes escolares que algunas muestran. Los fabricantes y los consumidores podrían disimular sus aficiones pederastas con algunos modelitos mayores de 18 años, digo yo.



Por lo que parece, esta moda no es exclusiva de los orientales, por lo que se desprende del siguiente artículo publicado en "El Mundo":


No cocina, ni pasa el aspirador, pero sabe ocuparse del resto si entendéis lo que quiero decir...", asegura el inventor de Roxxxy, una muñeca-robot sexual que se ha presentado en el salón del erotismo de Las Vegas.
Roxxxy amenaza con acabar con el reinado de las muñecas hinchables. De tamaño humano, dotada de una inteligencia artificial y con una piel sintética imitando la humana, Roxxxy ha sido presentada como una exclusiva mundial en la Exposición del Entretenimiento Adulto (ANV) en esta ciudad de Nevada. "Es una auténtica compañía y tiene su personalidad. Te entiende, te escucha y te habla. Siente cuando se la toca y también duerme. Hemos intentado reproducir todos los rasgos de la personalidad humana", ha declarado Douglas Hines, un ingeniero que ha trabajado en inteligencia artificial para Bell Labs antes de lanzar a su nueva criatura. La robot mide 1,73 metros, pesa 54 kilos, usa la copa c de sujetador y está preparada para la acción, según asegura Hines. Roxxxy tiene órganos sexuales artificiales y un esqueleto articulado que se puede animar como el de un humano. Pero, la androide tiene dos pegas: no puede mover sus miembros de manera autónoma y cuesta entre 7.000 y 9.000 dólares. Roxxxy está disponible en varias modalidades: 'Wild Wendy', con un carácter aventurero y extrovertido; 'Frigid Farrah', reservada y tímida; 'Mature Martha', con un encanto matriarcal y 'S&M Susan', la dominatrix. La empresa TrueCompanion quiere desarrollar pronto un muñeco-robot masculino. Los clientes pueden concebir su propio modelo eligiendo su color de piel, sus cabellos e incluso sus medidas.




Al menos los americanos disimulan mejor sus perversidades y fabrican ejemplares mayores de edad. (Por lo que se muestra)

En conclusión, me parece imposible, a pesar del avance de la ciencia, que se puedan comparar esos objetos con la cosa real, la de carne y hueso. ¡Donde esté una obra de arte de la madre naturaleza, como las siguientes, no tiene nada que hacer la ingeniería japonesa ni la de cualquier nacionalidad!




(Obsérvese el detalle de mi ausencia de machismo, al mostrar ejemplos de ambos sexos)

22 comentarios:

  1. Siempre preferire chikos de carne y hueso!! son mas antojables para mí, ademas de k el plastico no es lo mio, a menos de k hablemos de bolsas! jeje

    Un beso kon kariño Dayann

    ResponderEliminar
  2. Cuando una persona tiene que recurrir a objetos inanimados para sentirse satisfecho y realizado es síntoma de falta de afectividad. La sociedad japonesa, tan dada a tabúes y autorrepresiones por no deshonrar a los demás, es un ejemplo característico. Pero también en España, donde cada vez más las relaciones de pareja son una lucha de sexos donde se potencian los extremos (o mujer florero u hombre calzonanos, para superhombres y supermujeres respectivamente). No se busca la afectividad, ni la complicidad sino una absurda imposición de un género sobre otro (en ambas direcciones según la pareja).

    En una sociedad deshumanizada, donde a pesar de la liberación sexual, las relaciones sexuales se siguen se usan como moneda de cambio no ya para conseguir algo, sino para humillar a el/la calenturiento acompañante, es por desgracia lógica la proliferación de estos caros juguetes con los que al fin y al cabo desahogar una necesidad sexual. Y esto ocurre porque, a pesar de las liberaciones, el sexo sigue estando tan inalcanzable como hace cuarenta años, no así la pornografía y otros medios menos tradicionales.

    Le pido disculpas por lo abultado del comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, la pinta de guarrillas que tienen las primeras muñecas (la americana es guarrona total, pero no pretendía ser otra cosa, supongo), y el nipo que las colecciona... sin comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Que tela!
    Es que parecen humanas!!
    Mi pregunta es: no hay muñecos masculinos?? lo cambio por marido, jejejeje

    ResponderEliminar
  5. Pues si uno tiene fantasías inanimadas lo tiene bastante más económico recurriendo al imaginario español, pelucón a la escoba y ya tienes a Tere para ti solito y hacerle algunas caiditas.

    No sé, no sé... a ésta seguro que los mejillones no le crecen ni se empeña en ir mostrándoselos a todo el mundo en verano.

    Ay estos japos, si no fuese por ellos...

    ResponderEliminar
  6. Los japoneses habitan en otro planeta, enserio. A mi lo del tio este que tiene tantas muñecas en su casa y se evita las relaciones personales me parece un psicotico... Que miedo! Y encima es eso, no será una forma de pederastia oculta?
    Lo de la muñeca americana ya, flipante... la sumisa, la aventurera, la dominante... Pffff, yo quiero a alguien que me toque, no a un muñeco con que hacer mis perversiones ocultas! Yo creo q es algo así, que son unos pervertidos y para eso las quieren....

    ResponderEliminar
  7. Dª Dayann:
    ¡Igual que yo! Una carne tersa, a veces palpitante, no tiene nada que ver con esas porquerías plásticas.
    Gracias por el beso.

    ResponderEliminar
  8. D. Pfunes:
    Su comentario es muy bien recibido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Dª Ginebra:
    Tiene toda la razón; están hechas así a propósito, para satisfacer a esa clase de elementos. He visto algunos recorriendo la zona de lencería femenina del CI, que se les salen los ojos.

    ResponderEliminar
  10. Dª Raquel:
    Parece que los japoneses ya tienen los muñecos masculinos y los americanos los están desarrollando. Yo no me fiaría mucho de esos artilugios.

    ResponderEliminar
  11. D. isra:
    Pues no estoy muy de acuerdo, por esta vez. Es más, prefiero cualquier cosa a algo que me recuerde a esa señora. Hasta me conformaría con Manuela, qué quiere que le diga.

    ResponderEliminar
  12. Dª Chocolat Soul:
    Hay mucha gente disimulando sus perversiones por ahí, no le quepa la menor duda. Se comenta que hay personas que las satisfacen hasta con la Nancy.

    ResponderEliminar
  13. 1er pensamiento:
    ¡dios santo! Pero si tienen cara de chiquillas

    2º pensamiento:
    ¡dios santo! ¡Pero qué harapos horteras llevan puestos!

    3er pensamiento:
    ¡Madre mía! Qué bien formadas están.

    4º pensamiento:
    Adiós a la raza humana.

    (aunque no, no lo creo realmente. Descarto totalmente esa posibilidad. Donde esté una mujer o un hombre real, con todos sus defectos e imperfecciones, que se quite todo el PVC de delante)

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que gran parte del éxito, D. Bwana, se debe a que no le vuelven loca la cabeza a uno con su verborrea incesante.

    Un saludo, amigo mío.


    El PSOE, por el Faisán, pone otra X en la lucha antiterrorista

    ResponderEliminar
  15. Como dicen en mi pueblo:

    मांस, हड्डियों,
    नाक और गर्दन

    (que más o menos quiere decir:
    es mejor de carne, hueso,
    nariz y pescuezo
    )

    ResponderEliminar
  16. Dª "Raquel":
    Según se dice, se comenta, los robots acabarán con la raza humana.
    Será mejor disfrutar lo mejor posible hasta que llegue ese momento.
    Gracias por sus agudos pensamientos.

    ResponderEliminar
  17. D. Alfredo:
    Lo que Vd. dice vale para las muñecas japonesas, pero las americanas parece que hablan. Así que puede escogerse entre las muditas y la conversadora.
    Vd. dirá

    ResponderEliminar
  18. Dª Maharani:
    Muy elegantes esas letras extranjeras y su significado muy profundo.
    Gracias

    ResponderEliminar
  19. Yo de momento, me quedo con las de carne y hueso.

    ResponderEliminar
  20. D. mamuma:
    Y hace Vd. muy bien, es que son indispensables, por muchas quejas que haya de éllas.

    ResponderEliminar
  21. Los japoneses son pelín raritos, me parece a mí.

    ResponderEliminar
  22. D. Achab:
    En efecto, debe ser cosa de los orientales.

    ResponderEliminar