jueves, 14 de enero de 2010

Sensacional descubrimiento

Ante la espectacular noticia que sigue, he resuelto interrumpir mis relatos africanos; me parece que después de los excesos navideños es estupendo saber lo sano que es el exceso de grasa en ciertas partes del cuerpo.

Tener buenos traseros, caderas y muslos es saludable
Según expertos del Reino Unido, el exceso de peso en traseros, muslos y caderas es bueno para la salud, ya que protege contra problemas metabólicos y del corazón.

(de BBC news)

La grasa de las caderas elimina los ácidos grasos dañinos y contiene un agente anti-inflamatorio que evita la formación de trombos en las arterias, informan desde Oxford.
Los traseros abultados son preferibles a cinturas con exceso de grasa, que no proporcionan dicha protección.
En el futuro es posible que los médicos recomienden formas de redistribuir las grasas del cuerpo hacia las caderas como protección contra enfermedades cardiovasculares o enfermedades metabólicas como la diabetes.
Los investigadores agregan que, tener poca grasa en las caderas puede dar lugar a serios problemas metabólicos, como el Síndrome de Cushing.
Por otro lado es evidente que la grasa de los muslos y trasero es más difícil de eliminar que la de la cintura.
El director de esta investigación, Dr. Konstantinus Manolopoulos, de la Universidad de Oxford, dice que la lenta absorción de la grasa de las caderas produce la hormona adiponectina, que protege las arterias y promueve un mejor control del azúcar y la quema de grasas. Por el contrario, el exceso de grasa alrededor del estómago aumenta el riego de diabetes y de enfermedades cardiovasculares. En resumen, los traseros, caderas y muslos exagerados son buenos para la salud en tanto que se mantenga la tripa en condiciones aceptables.


Si interpreto bien lo que dice este artículo, los señores de la izquierda van a enfermar muy pronto, mientras que la dama de la derecha tiene una salud formidable.


Parece que el tal doctor Manolus no anda mal encaminado; hace unos meses leí un artículo sobre los estudios realizados en Dinamarca y publicados en el famoso British Medical Journal acerca de las ventajas de tener unos buenos muslos. Y hace más de un año apareció la siguiente noticia en "20 Minutos":


Tener el culo gordo previene la diabetes
Se trata de un tipo de grasa que aumenta la insulina.
Se encuentra sobre todo en el culo y las caderas.


Un tipo de grasa que se acumula en el trasero puede prevenir la diabetes, afirman científicos estadounidenses.
Según un estudio publicado por la revista Cell Metabolism, la grasa situada justo bajo la piel aumenta la sensibilidad a la insulina, que regula el azúcar en la sangre.
Trasplantando grasa a las nalgas de ratones los investigadores descubrieron que los animales tenían un nivel más alto de insulina. Este efecto sólo se produce con la grasa subcutánea, que se encuentra sobre todo en las caderas y en el culo. Sin embargo, la grasa visceral, que se sitúa en el abdomen, no tiene efectos tan saludables sino que, bien al contrario, aumenta el riesgo de padecer diabetes y cardiopatías.

Lamentablemente se confirma que, además de antiestética, una tripa exagerada es mala para la salud. Y es aquí donde se observa un nuevo caso de discriminación de sexos; los hombres no tenemos esos orondos traseros ni esas caderotas y muslamen que disfrutan algunas señoras. Lo nuestro es desarrollar la tripa, donde menos sana es la grasa.


Al menos esta noticia espero que resulte agradable para alguna de las blogueras que se hayan pasado de la raya en estas Navidades. Nosotros, a dieta.

26 comentarios:

  1. Me ha alegrado la mañana, sí, y además ahora me explico por qué me he librado de la diabetes familiar, aunque no dejo de pensar en los pobres ratones con los que experimentan. ¿Se imagina a un ratón superculón? Menudo engendrillo.

    ResponderEliminar
  2. Manolopoulos for president. O for Nobel de Medicina.

    ResponderEliminar
  3. Bwana, desconcertado ante la interrupción de tan adictivo relato como eran sus andanzas por las tierras del hombre negro, me va a permitir que en los interesantes debates de los sábados siga recurriendo a mujeres que, según este estudie, anden un poco enfermitas.

    Es curioso lo que les ocurre a los hombre en las fiestas navideñas, antes de navidad podía presumir de "tableta de chocolate" y ahora parezco un Papa Noel de chocolate

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo no tengo ese problema de gordura, pero tampoco de diabetes, todo lo contrario, me hace falta azucar desde hace años, a ver si descubren porque sera, buena entrada, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente descriminatorio... Será por eso por lo que dicen que nosotras somos más longevas?¿?

    Saludines,
    YoMisma

    ResponderEliminar
  6. Dª Ginebra:
    Ya imaginaba que habrían alegrías.
    Y sí, me imagino a ese pobre ratón, fácil presa del lindo gatito.

    ResponderEliminar
  7. Dª Maharani:
    Sería un premio muy merecido. Si fuera por votación, ganaba de calle.

    ResponderEliminar
  8. D. isra:
    Sospechaba que no le iba a entusiasmar la noticia, conociendo su buen gusto por la anatomía femenina. Usted continúe con esa exhibición sabatina que tanto alegra la visual, por favor.
    Por si le consuela, le diré que los excesos navideños me han dejado inutilizados los pantalones y he tenido que recurrir al único de cintura elástica que tengo.
    Mañana continuaré con el relato que tanto parece gustarle.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Dª Mery:
    Pues tiene una gran suerte. Parece que describe a la mujer ideal, esbelta y sin los problemas que dicen que produce la falta de grasa.
    Me alegra mucho su presencia en este blog.

    ResponderEliminar
  10. Dª YoMisma:
    Es posible que la mayor longevidad de las mujeres sea por éso. Estoy preocupado con el futuro de algunas modelos, si el asunto es cierto. Por mi parte, procuraré eliminar grasa de la cintura, por si acaso, aunque lo de aumentarla en muslos y posaderas lo tengo crudo.

    ResponderEliminar
  11. D. Bwana, perdone el retraso, yo creo que usted no es de Gabilondo, sino de otra "sacristía".

    Un abrazo, amigo mío

    ResponderEliminar
  12. Me vas a perdonar pero no he leído aún el relato dos en África. Es que me he quedado mirando la foto del inmigrante blanco. -si tuviera el culo de la moza a lo mejor me planteaba dedicarme a otra cosa-
    Por la virgencita, no me insultes por el comentario...

    ResponderEliminar
  13. D. Alfredo:
    Se aprecia su comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Dª palabra en cierne:
    El comentario está sensacional. Esos culos prietos parece que son insalubres, según la noticia de hoy.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pues Jennifer López está de enhorabuena, claramente ella no tendrá nunca ningún problema de esos..

    Besos;)

    ResponderEliminar
  16. Dª Simone B:
    ¡Pleno acierto! Precisamente esa señora ilustraba el artículo original. Parece que anda sobrada por sus partes.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. El Dr.Manolous no tiene un pelo de tonto; las venezolanas y colombianas, en general seguro que tienen una protección extra contra la diabetes

    ResponderEliminar
  18. D. F.J. Eugenio:
    Tampoco las mexicanas, cubanas, ecuatorianas y peruanas son moco de pavo. ¡Se ven unos traseros reventando en los vaqueros que asustan!

    ResponderEliminar
  19. Me voy a reflexionar porque aqui hay doctrinas para cinco o seis religiones, catedras y sacristias.

    Saludos.

    Ps. Te prohibo el tratamiento de Don hacia mi persona, a mi de "TU".

    ResponderEliminar
  20. D. Fete:
    Efectivamente el asunto merece una profunda reflexión.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Algo también leí de eso antes

    ResponderEliminar
  22. ¡Ole, ole y ole!

    Estoy más sana que una pera. Definitivo!

    ResponderEliminar
  23. Dª Fiebre:
    Me satisface su alegría. ¡Olé!

    ResponderEliminar
  24. Anónimo21/1/10 0:39

    yo siempre luchando para mantenerlo a raya...jajaja, valga la redundancia...ahora me lo dejo gordito, aunque como el de la señora, no llego por mas pollos que me coma!!!! saludos!!!!

    ResponderEliminar
  25. Dª FEDORA:
    ¡Adelante con el pollo! Pero sin pasarse, ¿eh?

    ResponderEliminar