lunes, 6 de junio de 2011

AFANANDO EN PLENO VUELO

La tripulación de un vuelo de Virgin Atlantic ha sido arrestada por estafa
Los siete implicados están acusados de quedarse con los $3.000 que pagó un pasajero por cambiarse a primera clase

(de thesun.co.uk)

El pago se recibió en metálico porque la aerolínea no permite hacerlo con tarjeta de crédito en los vuelos Lagos (Nigeria) a Heathrow (RU).
En lugar de apuntar el ingreso en los registros, la tripulación se embolsó los tres mil machacantes.
El asunto salió a la luz cuando el pasajero reclamó los puntos por kilometraje y la aerolínea no encontró ninguna evidencia en sus libros.


Un portavoz de Scotland Yard confirmó que “siete personas han sido arrestadas como sospechosas del robo".
La aerolínea dice que “Virgin Atlantic se toma todos los asuntos de seguridad muy en serio y estamos iniciando un proceso disciplinario para tomar las medidas adecuadas”.



Eso le pasa a la aerolínea por desconfiar de las tarjetas de crédito. La tentación ha sido demasiado fuerte para el personal y ha pasado lo imprevisible. Además del error de la aerolínea, también es culpable el señor Muchaplatez que, una vez sentado en turista, tuvo el capricho de que lo cambiaran a primera; ¿no podía haber comprado el billete adecuado a su categoría desde el principio?

8 comentarios:

  1. Qué morro.
    Pero el apsajero,debeía dee er un poco lelo. ¡ O,no?

    ResponderEliminar
  2. Es lo que suele pasar cuando el cobro de algo se deja en manos de quienes no están para eso. En un tiempo, y Don Bwana lo recordará, los agentes motorizados de Tráfico pertenecían a un ajeno a la Guardia Civil, y era sabido que cada que te paraban para indicarte una infracción, se les daba una cantidad ( a voluntad) y no redactaban ninguna denuncia.

    Ahora creo que han vuelto a las andadas y permiten que los guardisibiles cobren directamente las infracciones, con lo que ya sabemos lo que puede suceder.

    ResponderEliminar
  3. Para mi lo sorprendente no es la estafa sino que el señor pagase a tocateja 3000 € para pasarse a primera clase, así a lo Jesús Gil con el fajo de billetes en el bolsillo del pantalón...

    ResponderEliminar
  4. D. MAMUMA:
    El pasajero quería "fardar" ante los pobres de turista.

    ResponderEliminar
  5. D. Javier:
    Donde quiera que haya trasiego de billetes aparecerá algún vivales tratando de afanar lo que pueda. Es lo que sucede en muchos ayuntamientos.

    ResponderEliminar
  6. D. CAROLVS II:
    Estoy de acuerdo. Posiblemente se trata de un tío fardón que le gusta exhibir los billetes para envidia del personal. Algún amigo de lo ajeno le dará una sorpresa en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  7. Pero que pardillos, hay que eliminar pruebas, una vez repartida la mordida hay que lanzar por la ventana al estafado.

    Dios le da mocos a quien no se los sabe sorber.

    ResponderEliminar
  8. D. isra:
    He analizado profundamente su sugerencia respecto a desembarazarse del sujeto y le veo una pega importante: ¿cómo justificar la maleta sobrante?

    ResponderEliminar