lunes, 27 de junio de 2011

AHORRAR COMBUSTIBLE


Un conductor de autobús escolar utiliza un antiguo "Sinclair C5" (*) para sus desplazamientos personales, para escaparse de la escalada de precios del combustible.
(de Metro.co.uk)

No es un modelo de diseño, pero fue un anticipo hace 26 años a los coches eléctricos de la actualidad.

Peter McCaig, de 38 años, compró en eBay una batería a pedales por unos 200 € y la instaló en el "Sinclair".

Cada día recorre seis kilómetros desde su casa en Ely, Cambridgeshire, (RU), hasta su trabajo, a una velocidad máxima de 24Kmh. Según dice, se ahorra unos 1.500 € al año y, encima, se mantiene en buena forma física gracias al pedaleo. "Tardo unos 12 minutos en llegar al trabajo, pero en mi coche normal tardaba 15", agregó.


(*) Sir Clive Sinclair, que hizo una fortuna vendiendo PCs y otros accesorios electrónicos, fracasó con el desarrollo del coche "SinclairC5". A pesar de invertir 15 millones de euros en el invento, la producción tuvo que detenerse, tras dejarle una pérdida de 10 millones.


Parece un buen coche para el verano, aunque veo un poco incómoda la posición del volante. No estaría de más que el Sebas le echara un vistazo y lo propusiera como transporte obligatorio dentro de las ciudades.

Después de haberme exprimido el cerebro para lograr esta sensacional entrada, no tengo más remedio que largarme unos días a Menorca para reposar cuerpo y mente.

Volveré pronto, lo prometo.

16 comentarios:

  1. Anónimo27/6/11 8:19

    SEÑOR BWANA
    Sinceramente, preferiría desplazarme sobre patines y tambián desarrollaría un ejercicio y además llegaría antes que loc coches en muchos sitios.

    Lástima que con los patines no hay dónde colocar la bolsa del almuerzo y el termo de café.

    Buenas minivacaciones y que disfrute.

    ResponderEliminar
  2. No le de demasiadas ideas al Sebas que ya tiene bastante con su negro jajaja...páselo bien en Menorca, esto d elos blogs se está quedadno cada vez más mermado por los calores estivales...

    ResponderEliminar
  3. Es genial el invento. Además es una excusa para volver a cambiar las pegatinas de las señales, esta vez de prohibido ir a más de 40.

    Páselo muy bien en Menorca. Qué envidia más grande.

    ResponderEliminar
  4. D. Javier:
    Lo de los patines no me convence. Se requiere una capacidad de equilibrista con la que no cuento. Ni en mis mejores tiempos era capaz de mantenerme en pie sobre esos artefactos. Voto por el carrito y
    gracias por sus deseos.

    ResponderEliminar
  5. D. CAROLVS II:
    Habrá que esperar el paso de estos calores para que se anime el blogueo.
    Muy agradecido.

    ResponderEliminar
  6. Dª maharani:
    El cochecito es para zona urbana, por lo que no habrá tan buen negocio como con los 110/120.
    Menorca sólo tiene una pega: venden unas ensaimadas con nata peligrosísimas para la cintura.
    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Seguro que ese vehículo es del gusto del Sebas...pero de Miguel, ese que "hace mucho tiempo que no sale el probe"...

    Felices vacaciones Bwana.

    ResponderEliminar
  8. Dª Maribeluca:
    Gracias mil; hay que salir como sea de esta sauna.

    ResponderEliminar
  9. Pues felices vacaciones, y seguro que las disfrutarás si te agencias un cochecito como ese para desplazarte por la isla jajaja
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Mmmm no me veo subida al cochecito ese :S:S llegaria como minimo sudando como un pollo!.

    ResponderEliminar
  11. ¡Ay, Bwana!
    Adivine quién se ha ido también de vacaciones a Menorca...

    (-> ver esquina inferior derecha)

    ResponderEliminar
  12. Pues vaya, para unos momentos de relax paso y se me va de vacaciones... pues que las disfrute que se las merece.

    ResponderEliminar
  13. Dª Ostra:
    Juro que es pura coincidencia.

    ResponderEliminar
  14. D. Elvis:
    Pretendo usar mis piernas y evitar montar en limousinas.

    ResponderEliminar
  15. Dª Sandra:
    ¡Qué alegría verla de nuevo por estos andurriales!

    ResponderEliminar
  16. D. isra:
    Muchas gracias. Usted siempre tan atento.

    ResponderEliminar