lunes, 13 de junio de 2011

EXHIBICIÓN PATERNAL

El Sr. Dale Price utiliza una curiosa vestimenta, para bochorno de su hijo Rain, cuando sale de casa para esperar al autobús escolar.

(de Metro.co.uk)

El padre de Rain ha utilizado 170 distintos tipos de vestimenta hasta la fecha y, en una inolvidable ocasión, se encontraba sentado en un vater, fuera de la casa, con los pantalones bajados y leyendo el periódico, cuando llegó el autobús.

En otras ocasiones, el Sr. Price se metió en el disfraz de una sirena, se disfrazó de Batgirl y se puso un vestido de novia.



Al principio, Price y su mujer, Rochele, salían a despedir al chaval de 16 años vestidos normalmente, pero pronto empezaron las exhibiciones de Price, para bochorno del muchacho. Cuando el marido escuchó a Rain decirle a su madre “..dile a papá que no salga de casa vestido de esa manera”. lo consideró un reto y, al día siguiente, se puso un uniforme de fútbol americano.

Una situación bastante incómoda para Rain. Puedo imaginar cómo será el cachondeo de los compañeros en el bus y en el instituto. Conozco a algunos chavales que se abochornan simplemente porque los padres les dicen adiós con las manos, mientras suben al autobús, aún vistiendo normalmente.
El Sr. Price debería optar al record Guinness de "El padre más abochornante". Ganaría fácil.

16 comentarios:

  1. A los 16 años que empieza uno a ser un hombre lo que menos le apetece es la vigilancia paterna y como dice incluso que te saluden con la mano, así que menos aún que tu padre haga el chorra vestido de payaso cada día...a ese padre lo tenían como mínimo que meter en un manicomío porque puede causar un trauma al chaval...

    ResponderEliminar
  2. Pobre muchacho, lo suyo es una gran cruz.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13/6/11 9:28

    Ese subnormal profundo conviviendo en plan normal en un lugar civilizado es un tormento para el pobre RAIN.

    Terminará asesinándolo y estará justificadísimo. Cuando llegue el momento me comprometo a testificar a favor de rain.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, no sé como decirlo leyendo los comentarios precedentes... Y ESTOY CON EL PADRE DE RAIN.

    Con ese comportamiento su hijo nunca tendrá amigos por lo que nunca irán a su casa a destrozársela organizando una fiesta en su ausencia.

    Brillante y maquiavélico, un ejemplo a seguir.

    Además, quien más puede presumir de que le saluden nada menos que wonder woman o la sirenita cuando va al instituto, cuando mi hija traiga a su primer novio a casa pienso recibirle así, ya verás como no vuelve el cabrón hijo de la gran puta.

    ResponderEliminar
  5. Ay por favor, qué cabrito.
    Yo le aconsejaría a Rain que antes del parricidio (como apunta Tella) fuera andando al cole; es cuestión de levantarse antes.

    ResponderEliminar
  6. Qué desayuna ese caballerete?
    Cobra entrada a los vecinos?

    ResponderEliminar
  7. D. CAROLVS II:
    Muy cierto. Una de mis hijas, a la que llevaba al cole en mi coche, no me dejaba siquiera salir a darle un beso. Y éso que servidor vestía correctamente, incluso con corbata.

    ResponderEliminar
  8. Tener un progenitor así es para enrolarse en un mercante y no volver o alguna solución igualmente expeditiva como apuntan otros intervinientes...o resignarse y cobrar entrada.

    ResponderEliminar
  9. D. MAMUMA:
    Desde luego, grande y pesada cruz.

    ResponderEliminar
  10. D. Javier:
    Efectivamente, así se forman los criminales. Con gusto también asistiría al juicio, como Vd.

    ResponderEliminar
  11. D. isra:
    Algo me hace sospechar que no va a ser Vd. un suegro comprensivo.

    ResponderEliminar
  12. Dª maharani:
    No es mala su recomendación, aunque el chico tendría que salir por la puerta trasera y esperar al bus en la parada anterior.

    ResponderEliminar
  13. D. aspirante:
    Por noticias de fuentes generalmente bien informadas, parece que el tipejo desayuna un plato de leche, con copos de avena.

    ResponderEliminar
  14. Dª Maribeluca:
    Lo de enrolarse en la marina no me parece mala idea. También podría alistarse en la legión extranjera.

    ResponderEliminar
  15. Desayunando semejante porquería no es de extrañar que el tío esté como una regadera.

    ResponderEliminar
  16. D. aspirante:
    Es cierto, con un buen desayuno de café con leche con churros, se le quitaban esas chorradas.

    ResponderEliminar