viernes, 8 de febrero de 2013

RESTAURANTES EXÓTICOS (2)


Airplane Restaurant (Inglaterra)



 El  chef Tony Caunce ha querido demostrar que se puede comer bien en un avión, aunque se trate de un avión en tierra. Con ese propósito ha creado el Restaurante Avión, utilizando un Douglas DC6 en el aeropuerto de Coventry (RU). El local, abierto hace dos semanas, puede albergar a 40 comensales y sirve exquisitos platos de carne al gusto del consumidor. La cabina de pilotaje esta abierta, de forma que los clientes pueden tener la sensación de que están volando.


Restaurante Caja Fuerte  (Colorado, USA)


Situado en el antiguo edificio del National Bank , los clientes de ese seguro restaurant pueden disfrutar de una excelente comida mientras imaginan las cantidades de pasta que se guardaban allí. 

Restaurante "SÓLO PARA DOS"


SOLO PER DUE  es el restaurante más pequeño del mundo y solo tiene una mesa, en la que se aceptan únicamente dos personas a la vez. El personal no está a la vista, por lo que es preciso llamar mediante una campanita. La atención es exquisita y los comensales pueden pedir lo que se les ocurra para comer aunque no esté en la carta; también disponen de una chimenea particular y de cualquier servicio especial que deseen. Al terminar el banquete pueden, incluso, pasar la noche en el sitio. No es extraño que el precio de una cena salga por un pastón: 250 euros por persona.

Hace unos años existía un curioso restaurante-tasca en Madrid (ignoro si funciona todavía) que también tenía su dosis de exotismo. Los nombres de los platos no correspondían con lo que servían; por ejemplo, "una ración de guitarra" eran una buenas tajadas de jamón serrano.





12 comentarios:

  1. Yo el restaurante más exótico al que he ido era una hamburguesería en la calle Hortaleza, el mítico Hudson, en que el cliente más habitual era un perro que hacía lo que le salía de los cojones, es más, juraría haberle visto en alguna ocasión sentado en la mesa con un cuchiilo y tenedor dando buena cuenta de las viandas que le ponían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente ese perro era el propietario del Hudson. Desde luego que el perro fuera el dueño garantizaba que las hamburguesas fueran de calidad y exentas de congéneres.

      Eliminar
  2. El del VION me recuerda a uno que hay dentro de la librería NOBLE AND BARNE en la Quinta Av. de New York, en el que hay un lujoso vagón de tren del Orient Express como comedor.

    La verdad es que esas "novedades" no me convencen. Prefiero el llamado "Casa Vieja" de Complutum.

    Muuuu aburrido ese de sólo para dos personas.

    Por otra parte hay personas en los restaurantes buscan el entorno decorativo y se olvidan de la calidad de sus viandas. Cada quién que disfrute a su manera. El más selecto en calidad que yo he conocido se llamaba "Casa Nicolasa" de San Sebastián, a donde por cierto iba casi todos los días de cada año a comer la muy lista (aunque lo disimula) Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, más conocida en el mundo folclórico como Duquesa de Alba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Noble and Barne de Nueva York parece estupendo pues comer en un vagón del Orient Express debe ser se bastante más sugerente que hacerlo en un DC6.
      Supongo que no llegaría al mismo nivel que la de San Sebastián, pero comí varias veces en La Nicolasa de Madrid y estaba muy bien.

      Eliminar
  3. ¡Ahhh no!... Si Cayetana va a "Casa Nicolasa" de San Sebastián, yo también voy a ir a ese restaurante. Yo no soy menos que nadie. (salvo la edad, claro...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mucha razón y, por la parte que me corresponde, puede ir cuando le plazca a ese restaurante tan prestigioso. A lo mejor me apunto a la comilona.

      Eliminar
  4. Suelo ir al restaurante "Cri Cri"*, en la sierra de Madrid, que debe ser de la franquicia del "Solo per due" porque aunque tiene un montón de mesas, siempre estamos solo dos comiendo. Da igual que sea invierno o verano, lunes o viernes, allí no se ven nunca más comensales. Es un poco siniestro, pero un gusto no aguantar a niños corriendo entre las mesas ni a gritones.

    *nombre ficticio evocando al grillo solitario. También podría llamarse restaurante "Bolas rodantes de películas de vaqueros".

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si dan de comer bien, santas pascuas. Probablemente sea comida muy casera (de los dueños).
      Pase Vd. un buen fin de semana, aunque frío.

      Eliminar
  5. Por fin un avión al que puedo subirme tranquila.

    Lo de las dos personas lo veo poco práctico y solamente apto para ricachos.

    En fin, hay gente pa tó como suele decirse, no me extrañaría que existiera un establecimiento con menú degustación para coprófagos...

    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también puedo subirme si está en tierra. Además no creo que sirvan esas porquerías usuales en los voladores.

      De que hay gente pa tó no le quepa la menor duda. Muchos suelen ir a burger y similares, tan tranquilos. Para coprófagos no se si habrán, pero no me extrañaría nada.

      Eliminar
  6. Si quereis probar Hamburguesas de carnes curiosas, probar el Restaurante Latitud. En la C/Pedro Muguruza 1. Con carnes exóticas de gacela, cebra, kudu, canguro o bisonte entre otras

    ResponderEliminar
  7. Esos restaurantes son lugares geniales, me encantaría conocer alguno, pues son exóticos e insólitos y se ven padrísimos, imagino que comer en alguno ha de ser una experiencia maravillosa.

    ResponderEliminar