martes, 11 de marzo de 2014

RETRETE VOLADOR (B)



Una mujer sufre quemaduras graves al explotarle el váter de un bar del centro de Barcelona

(de 20Minutos)

 El váter de un bar de la calle Ample, en el Barri Gòtic de Barcelona, explotó cuando una mujer se sentó en él, provocando a la usuaria quemaduras de segundo y tercer grado.

 La víctima demandó al local y, tras ser archivado, el caso, ha llegado ahora a la Audiencia de Barcelona, según informó Catalunya Ràdio. 

 Según el informe pericial, la explosión se debió a una limpieza insuficiente de la fosa séptica y a una mala ventilación del inodoro, que desprendió gas metano, un componente sin olor. El detonante habría sido una pequeña chispa generada al encender el interruptor de la luz. Al sentarse en el váter, la usuaria habría comprimido y taponado el aire, con lo que se generó una explosión. La mujer, que sufrió quemaduras de gravedad en ambas piernas, tuvo que recibir un injerto de su piel.

Esta desagradable experiencia da la razón a los que recomiendan subirse al retrete en vez de sentarse encima. Si además, como parece deducirse del caso, el usuario o la usuaria gozan de unas amplias posaderas que taponan el sumidero e impiden la circulación del metano, no es extraño que se genere una explosión como la descrita. 

4 comentarios:

  1. Qué peligro tienen algunos bares de según dónde en relación a sus vateres tercermundistas.

    Por eso, mi lema en el asunto es es de tradición operística :" Si para ir a la Opera hay que llegar "tosido", para salir de casa siempre hay que salir "cagado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene Vd. mucha razón: no hay cosa más molesta que esas toses indiscretas en medio de una maravillosa aria y no existe nada más incómodo que tener que evacuar en retretes ajenos. Su lema me parece perfecto.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Un susto comprensible, por otra parte.

      Eliminar