jueves, 4 de febrero de 2010

El peligro de los picantes


Veamos las consecuencias de comer ese pimiento tan picante llamado "chile"

1) Ocho adolescentes alemanes son hospitalizados después de realizar una competición en la que se bebieron salsa de “chile” 200 veces más picante de lo normal

(de Metro co.uk)

La Cruz Roja de la ciudad de Ausburg informa que 10 chicos, entre 13 y 14 años, tomaron la salsa en la escuela.

La agencia alemana de noticias DAPD dice que la Cruz Roja encontró a los chicos sintiéndose mal y trasladó a ocho de éllos al hospital.

Según la Cruz Roja, la escala Scoville, que mide el grado de fuerza de los chiles, la salsa ingerida marcaba 535.000 (tanto como los difusores de pimienta que utilizan las fuerzas de la ley). La salsa Tabasco marca sólo 2.500 en dicha escala.


¡Estos adolescentes! Para demostrar quién era el más macho no se les ocurre mejor cosa que tragarse el jugo de pimientos "chile". Me llama la atención que la cosa se desarrollara en la escuela, como se dice, aunque no especifica de dónde sacaron los chiles. Si estaban en la cocina, como parecen insinuar, no creo que sea un alimento muy adecuado para una escuela, a menos que se utilice para despertar a los más dormidos.



A continuación, veamos el 2º caso de los efectos nocivos de este aderezo, tan popular en México:


2) El chile provoca que un conductor estrelle su camión contra una casa.

Un conductor de camión en los USA se estrelló contra una casa, después de haber quedado inconsciente por tragarse el chile que estaba masticando.

El incidente ocurrió en Lowell, Massachusetts, cuando el conductor del camión, Eric Gremm, se estaba comiendo un chile y las ruedas del camión pasaron por un bache. El brusco movimiento hizo que Eric se tragara el chile, lo que provocó su desmayo.

El camión se salió de la carretera, estrellándose contra una casa, dejando un gran agujero y dañando los cimientos del edificio.

El chofer fue trasladado al hospital con heridas leves y dijo que no podía recordar el desvanecimiento. "No me di cuenta de lo sucedido", declaró. "Estoy contento de no haberme cargado dos casas y que solo haya estropeado una", agregó para poner algo positivo en el evento.

Nadie resultó herido en el accidente. La policía dice que Gremm no será denunciado por ir comiendo mientras conducía.

¡Estos camioneros! En vez de ir comiéndose un bocata de calamares, como corresponde, se pone a masticar chile; (aunque tal vez fuera un truco para no dormirse al volante, a saber... )

Lo que me parece una desvergüenza del tal Gremm es que haga chistes con el evento; eso de que "Estoy contento de no haberme cargado dos casas..." me parece una manifestación de muy mal gusto.
Lo dicho, ¡cuidado con los picantes!

16 comentarios:

  1. Teniendo en cuenta las estupideces que les da por hacer lo raro es que los adolescentes se comieran los chiles en lugar de metérselos por el culo o algo así.

    ResponderEliminar
  2. Veo que también en Alemania, hay gilipollas y me alegro pués eso nos hermana.

    ResponderEliminar
  3. A mí lo de los adolescentes qué quiere que le diga, no me extraña. Opino como Ginebra; lo raro es que no se lo fumaran.
    Otra cosa que es alucinante es que alguien haya inventado una escala de fuerza picante del chile. Mira que la gente tiene ocurrencias.

    ResponderEliminar
  4. Dsde luego, D. Bwana, usted si que sabe ponerle picante a la vida. Le dejo mi quejío...

    Sinvergüenzas. Los profetas de la política...

    Gobierno de España, la perfecta obscenidad políticamente correcta

    ResponderEliminar
  5. Dª Ginebra:
    Si llegan a introducirse el chile por el recto, hubiera habido una desbandada general. Es el truco que utilizaban en el pueblo cuando el burro no andaba.

    ResponderEliminar
  6. D. mamuma:
    De acuerdo pero creo que aquí tenemos un grado algo superior en materia de gilipollez.

    ResponderEliminar
  7. D. Alfredo:
    No crea, ando bastante apagado estos últimos tiempos.

    ResponderEliminar
  8. Dª Maharani:
    Precisamente éso mismo me llamó mucho la atención; ¿escala picante?
    ¡Cosa más rara?

    ResponderEliminar
  9. Entre los alemanes y los yankees menudas pamplinadas que se inventan!!!!!

    Y no sería un chicle??? Mascaba chile??? Jodó.. q gustos!

    ResponderEliminar
  10. D. Bwana, si dura y sudorosa es la ingesta de picantes. Que no les pase nada cuando los evacúen.

    Cordiales saludos,

    ResponderEliminar
  11. Dª Chocolat Soul:
    ¡Ja, ja, ja! Hacía tiempo que no oía mencionar a Buster Keaton (apodado "pamplinas", por si lo desconocía, dada su juventud)
    Todavía no he sabido de chicles "chile", pero todo pudiera ser (ya hay sabores repulsivos)

    ResponderEliminar
  12. D. Carlos:
    Tiene Vd. razón, ¡menudo incendio van a sentir en sus partes!.

    ResponderEliminar
  13. Lo mismo el gas guindilla es estupendo para la tensión.

    ResponderEliminar
  14. En Guatemala hay un chile que le llaman campana; porque pica cuando entra y repica cuando sale.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  15. Dª suri kata:
    No me extrañaría nada que fuera cierto; y lo ha descubierto Vd. sin tanto estudio de laboratorio ni tantas gaitas.

    ResponderEliminar
  16. D. Johan:
    Me gusta ese nombre que le ponen los guatemaltecos, muy adecuado. En Venezuela le llaman ají, pero desconozco la razón.

    ResponderEliminar