miércoles, 25 de marzo de 2015

OFICINA GATUNA



Una empresa japonesa llena sus oficinas con gatos para mejorar la productividad de sus empleados

(de oddity central)


Tener una mascota en Tokio es un lujo y, además, la mayoría de viviendas prohiben su presencia. Resulta penoso para los amantes de gatos no poder pasar un buen rato con sus animales preferidos. Es por éso que muchos "Cafés de gatos" han surgido por toda la ciudad, donde la gente puede saborear un delicioso café, rodeada por sus animales preferidos. 

Pero ni siquiera éso es lo mismo que tener un gato en casa, ya que el tiempo de disfrute de su presencia es limitado. Esa es la razón por la que una empresa japonesa ha tenido la gran idea de dejar a sus empleados que inter actúen con  mascotas más a menudo: ¡Un lugar de trabajo lleno de gatos! 

Las oficinas de  Ferray Corporation, una compañía de informática, acogen a nueve  gatos que ronronean libremente durante todo el día. Los gatos son tan adorables que los empleados de Ferray han reducido considerablemente su nivel de estrés.


Por supuesto, dejar que los gatos circulen a gusto por unas oficinas puede causar consecuencias imprevistas  y las oficinas de  Ferray no son una excepción. Los felinos pueden apagar los ordenadores, masticar los cables LAN. arañar y desordenar los papeles o enredar las claves subiéndose al teclado.  Y cuando los clientes visitan la oficina, los pugneteros felinos tienen la mala costumbre de hurgar en sus maletines o echar la siesta en la mesa de conferencias. 




Pese a todos estos inconvenientes, los empleados dicen que no se sienten nada fastidiados por los gatos; parece que las comunicaciones en la oficina han mejorado dramáticamente, ya que todo el mundo no para de hablar de los gatos. Es un tópico que mantiene a los empleados unidos y rebaja el estrés de cada uno. Como Vd. puede imaginarse, es imposible estar de mal humor cuando tienes un precioso minino haciendo gracias  a tu alrededor. 

La empresa tiene nueve gatos, pero estimula a los empleados para que traigan sus mascotas a la oficina ofreciendo un bono de 5.000 yen a todo el que esté dispuesto a adoptar un gato. 

Curiosamente,  Ferray no es la única empresa que tiene esas extrañas políticas con las mascotas:  Mars Japan Limited, una compañía especializada en suministros para mascotas, también anima a  sus empleados a que traigan sus mascotas al trabajo. dándoles beneficios como tiempo libre y abono de los gastos funerarios en caso de muerte de la mascota. 

Ferray admite que la virtud que consideran más importante para que un candidato trabaje con éllos es que amen a los gatos. Por supuesto, también exigen experiencia y conocimientos, pero si no le gustan los gatos, tiene pocas posibilidades de conseguir el curro. 

Tanto servidor como nuestro ilustre compañero, Don Isra, tenemos una buena oportunidad, en caso de necesitarla, de conseguir un curro en la Ferray, dado nuestro aprecio por estos animales. Un trabajo en Tokio es una buena opción si las cosas en España se tuercen por culpa del coletas. 

10 comentarios:

  1. Bien, los medio chalados que gustan de los gatos (verbigratia vuestra merced y el complutense) es porque se creen más altos y más fuertes que ellos, y no aciertan. Pero, para el caso, podriamos poner el ejemplo de que se pone de moda tener ratas o palomos como maskotas. Nada a currar rodeado de ratas y todos tan contentos. Los japos, claro.

    Prefiero un robotito. Y los funerales se los encargaría pagar y organizar a las monjas Ursulinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Javier: le ruego, por favor, un poco de respeto hacia mi persona; éso de atribuirme un 50& de chaladura me parece una miseria, cuando en la última reunión de la "Irish Bonker Society" (Spanish chapter), se me otorgó el título de "Senior Bonker", con distintivo verde, distinción qie solo comparto con un pequeño grupo de personajes, entre ellos Mr. Marty Geldman, Sir Stefen Fry y el Dr. Hugh Laurie, por mencionar a los más conocidos.

      A la vista de estos méritos, ruego aumente esa mitad al 75% como mínimo.

      Eliminar
  2. ADENDA
    Lo que sí debiera de ser obligatorio en todas las empresas, japos o manchegas, es disponer en cada oficina de media docena de yogurinas como Victoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una extraordinaria idea, proclamo.

      Eliminar
  3. España no va a llegar a tanto como el triunfo masivo del coletas pero lo de los gatos me ha parecido la primera idea interesante de estos nipones en mucho tiempo. Y estos animales son verdaderamente inteligentes. Pronto verán las ventajas de no morder cables eléctricos, sólo hay que dejarles un periodo de prueba como a todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo; muy pronto serán capaces de darle a la tecla sin mirar el tablero. Ponga Vd. a uno de esos simpáticos misinos en la oficina del coletas y verá qué pronto se le olvidan esas ideas malévolas que lo tienen tan estresado al chaval.

      Eliminar
  4. Estos Japos son la hostia.
    Yo en los Ministerios propongo que suleten cocodrilos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mamuma, no fastidie Vd. a los pobres cocodrilos, que no se han metido con nadie.

      Eliminar
  5. Podría usted hacer un tratado sobre la idiosincrasia de los japos, son gente rarísima, dice Sánchez-Dragó que hasta el punto de que si se te estropea la cisterna del WC y dicen que te la arreglan ese mismo día lo cumplen...

    ResponderEliminar
  6. Analizaré la sugerencia, aunque entiendo mejor a los chinos (por cercanía).
    Que son cumplidores, ya me lo habían dicho, aunque no creía que hasta los fontaneros lo fueran.

    ResponderEliminar