martes, 13 de septiembre de 2011

BOCADO A UNA PITÓN


Un californiano, identificado por la policía como David Senk, de 54 años, ha sido arrestado por haber mordido a una serpiente pitón.

(de Metro.co.uk)

Según se informa, David mordió a la piton, mientras se hallaba bajo los efectos del alcohol, dejando al ofidio gravemente herido, por lo que precisó asistencia médica urgente (la pitón, I suppose)

La policía encontró a Senk sentado en el suelo y con la cara llena de sangre, después de haber recibido una llamada de emergencia de una pareja que denunció que el sujeto había mordido dos veces a su mascota.

El sargento Andrew Pettit, a cargo de la investigación dice que “Nada parece indicar que la serpiente le haya provocado”.

La pitón sobrevivió al incidente, pero el veterinario dice que perdió varias costillas en el ataque.

El David debe tener una dentadura de categoría y hábitos draculianos. De no haber estado pasado de copas, seguramente le habría recitado el verso del vampiro:


Mi dulce víctima, al fin te tengo,

Te poseo, te hago mía.

Extasiada en tu lujuria no sientes mi mordida.

No hay tristeza, no hay agonía,

Tan sólo el dolor del beso de la muerte.



La parejita que puso la denuncia también tiene bemoles, ¿no sería más fácil y agradable tener de mascota un gato, un perro o incluso un conejo, que una repugnante serpiente?

22 comentarios:

  1. El californiano ese es una especie de Chacón y con las copas se le desataron los instintos. Aquí, si dejaran a un par de ministras tomarse copas libremente y las soltaran en un zoo, ibamos a ver cuantos animalitos como tigres, leones y elefantes quedaban vivos.

    ResponderEliminar
  2. Poco es un bocado, un bicho tan repugnante debería haber recibido una buena dosis de plomo (3 ó 4 tiros habrían sido suficientes).

    ResponderEliminar
  3. Con esa manía de adoptar mascotas exóticas, "no es noticia que una pitón muerda a un hombre pero sí que un hombre muerda a una pitón".
    Qué yuyu, Bwana. Y encima martes 13... ¡sale bicho!

    ResponderEliminar
  4. JOder, empezamos a morder a las pitones ¿y lo siguiente que será?

    ResponderEliminar
  5. D. Javier:
    Muy acertado, como de costumbre, su comentario. Alguna menestra es más de fauna marina, por lo que, de presentarse la situación que señala, no se salvaban ni las medusas.

    ResponderEliminar
  6. D. isra:
    Estoy de acuerdo. Una Colt45, de las del Oeste, hubiera sido adecuada.

    ResponderEliminar
  7. Dª maharani:
    ¡Lagarto, lagarto! Incluso hay gilis que tienen un cocodrilo en la bañera.

    ResponderEliminar
  8. D. MAMUMA:
    Vaya Vd. a saber. La hambruna puede desatar los instintos primitivos más reservados.

    ResponderEliminar
  9. Queda claro que el alcohol no es bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Ja! la policía es la repera... ¿como pueden saber si hubo o no provocación por parte de la pitón?
    Ni que fueran del CSI..
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Y los dueños que hacían paseando una pitón por el local de copas?

    Normal que el David se ofendiese y le pegase un bocao

    ResponderEliminar
  12. Yo desde luego no me meto un bicho de esos en la muí, válgame el Cielo qué asco, pero el primer instinto es darle matarile sin necesidad de trasegar nada y en estado de sobriedad total (pues eso, que tengan un conejo)

    ResponderEliminar
  13. D. Alejandro:
    Clarísimo. Excepto para fricciones, curar heridas y en forma de Benedictine.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. D. Elvis:
    A mí también me llamo la atención lo dicho por el sargento Pettit. ¿Qué esperaban, que la pitón le hubiera insultado?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. D. CAROLVS II:
    Tiene razón. Y seguramente la llevaban sin bozal.

    ResponderEliminar
  16. Dª Maribeluca:
    Mi instinto haría que le tirara piedras y, si fallaba, salir corriendo a toda velocidad.
    Los conejos, al menos, tienen cuatro patas.

    ResponderEliminar
  17. jaja!!!

    Lo que dice Javier, déja a la Pajín suelta en un zoológico y no quedan ni los suricatos.

    ResponderEliminar
  18. Manda güevos, los tíos mordiendo a los chuchos, los pajaritos disparando a las escopetas y los analfabestias de ministro-as en Spain. La acabose. Saluditos.

    ResponderEliminar
  19. Dª Candela:
    Los suricatos son demasiado pequeños para esa bocazas. Los elefantes son los que tendrían que salir huyendo.

    ResponderEliminar
  20. D. Zorrete:
    Es la cruda realidad, como bien dice. Así nos va.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Esto que le voy a contar también es verdad Sr. Bwana, el cantante de Black Sabbaht, se metió la cabeza de un murciélago vivo en la boca en un concierto, no se si le llegó a morder porque el bicho le mordió antes causándole una infección de la que tuvo que ser hospitalizado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. D. Eduardo:
    Pues me parece peor lo del cantante que menciona porque, al menos, el de la pitón solo se había mojado los labios con champán.
    Un saludo

    ResponderEliminar