viernes, 16 de septiembre de 2011

FALLO EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER

MULTADO POR NO CUMPLIR

Un juez de Francia ha dictaminado que un hombre, de 51 años, debe pagar a su cónyuge, de 47, una indemnización por no haber satisfecho sus apetencias sexuales (de la señora) durante 21 años.
(de allweirdnews.com)


El Telegraph informa que un residente en Niza, identificado como Jean Louis B., debe pagar 10.000 euros a su mujer por falta de cariño durante los 21 años de matrimonio.


Jean Louis fue multado de acuerdo con la sección 215 del código civil francés, que establece que los matrimonios acuerdan “una vida en común compartida”.


El sujeto alega que se sentía cansado a menudo y tenía problemas de salud que le impedían mantenerse sexualmente activo, pero el juez dice que “una relación sexual entre marido y mujer es la expresión de afecto que tiene el uno por el otro y, en este caso, no existía”


Esta jurisprudencia se aplica desde hace dos años, cuando un juez dictaminó que el marido era el único responsable del divorcio de la pareja debido a su negativa a tener sexo con la esposa.



Estamos en 1990. Jean Louis tiene a su disposición a la joven de 26 años que, en plenitud de juventud, espera con ansiedad que su marido haga honor al tálamo nupcial. Pero Jean Louis se encuentra muy cansado por los ajetreos de la boda y decide echar mano del ordenador para resolver el sudoku del día.



Y así año tras año, hasta llegar al 2011 cuando, en lugar de haber mantenido los 1092 martillazos de ley (uno a la semana), Jean Louis no solo se ha convertido en el mejor jugador de sudoku de Francia, sino que ahora es un experto en "cartablanca".


Y yo que pensaba, conocido lo del Dominique, que los galos eran unas fieras en la cama...

22 comentarios:

  1. Anónimo16/9/11 7:56

    Habría que mirar si al Jean Louis le interesa el sexo femenino porque, estando como están los tiempos, ya hay más maricas que en la Grecia clásica.

    Personalmente creo que ninguún ropón debiera de meterse a juzgar estas coas que pertenecen al ámbito de la privacidad. Lo que hay es mucha jeta femenina para sacar pasta de los divorcios al estilo ZP : "sea como sea y cueste lo que cueste".

    ResponderEliminar
  2. A mi parece alucinante que la sociedad, respecto a esta noticia, tire por el chascarrillo sexual, antes que evaluar lo que esta sentencia supone en la aniquilación de las libertades individuales.

    Hablamos de un juez que tiene los huevos de meterse en una cosa absolutamente íntima. Si yo quiero joder con mi mujer 3 veces al día, o ninguna al mes, es NUESTRO problema. Si mi mujer quiere, se puede divorciar, ¿pero que cojones es esto de que un juez te multe por no tener relaciones sexuales?. Coño, ¡ni los curas de antes llegaban tan lejos!.

    ResponderEliminar
  3. Hombre Bwana es que los franchutes son unos pichafloas...no sé cómo era la susodicha a los 26, pero a esa edad es delito no dar lo suyo a la parienta o novia.

    ResponderEliminar
  4. Habría que ver cómo es físicamente la señora en cuestión..., eso podría ser un atenuante bastante importante...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Lo veo estupendamente, la sentencia quiero decir, hay una serie de obligaciones conyugales que hay que cumplir, por ambas partes, si no, no te cases!.

    ResponderEliminar
  6. Va a ser prudente repasar las obligaciones conyugales, por si al Pumpido se le da por copiar.

    ResponderEliminar
  7. Puede, Bwana, que la señora francesa en cuestión fuese tan Scarlett Johanson, que ante ella, como Chiquito de la Rue, estallara: No puido, no puido.
    Y es que hay señoras que de Impresionantes cortan la respiración y entonces... pos eso
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  8. Viendo algunas respuestas lo que procede es que un juez dictamine cuantas veces hay que metersela a la mujer, marcando exactamente cuantas por la vagina, cuantas por el culo, y cuantas por la boca.

    Así mismo, deberían dictaminar cuantos movimientos pelvicos se deberían desarrollar, con un minimo y un maximo, y debería multarse a aquellos conyuges que no logren dar auténtico placer a la pareja: en este sentido debería existir un cuerpo de funcionarios que vigilasen con sensores tales eventos.

    No menos importante es que se pueda multar a aquella pareja que no acceda a las fantasias sexuales de la pareja, incluso a aquellas en las que entren pepinos, nabos, o bukkakes.

    Se acabó eso de " me duele la cabeza", ahora lo que se llevará es "o follas o te denuncio".

    Viva la democracia sensata, responsable y moderna.

    Me voy a jiñar antes de que alguien dictamine cuantas flatulencias pueden salir por donde amargan los pepinos.

    ResponderEliminar
  9. jaja que bueno, hay gente para todo.

    oye, que me gusta tu blog, muy curioso.

    (te sigo)

    ResponderEliminar
  10. D. Javier:
    Es posible que tenga Vd. razón y el Jean Louis pierda aceite. Tal vez contrajo matrimonio normal para disimular.
    Estas cosas, en efecto, son completamente privadas, al menos debían de serlo. No sé si en Francia la cosa es diferente y es obligatorio cumplir.

    ResponderEliminar
  11. Señor Ogro:
    Tiene toda la razón, pero parece que la jurisprudencia francesa permite a los jueces meterse donde no les llaman.

    ResponderEliminar
  12. D. CAROLVS II:
    Pues la chica, si era como la de las fotos, merecía un tratamiento más afectivo, no cabe duda. Tal vez, como dice D. Javier, el gachó era de la acera de enfrente.

    ResponderEliminar
  13. D. Elvis:
    Lo mismo pensé yo, pero si el fulano se casó con ella tal vez no estaba de mal ver a los 26.

    ResponderEliminar
  14. Dª Sandra:
    Aquí se han expresado opiniones diversas sobre el caso. Es un asunto bastante extraño, proclamo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. D. MAMUMA:
    Una buena idea que debería ponerse en práctica inmediatamente, sin retrasos y sin tapujos.

    ResponderEliminar
  16. D. José Antonio:
    De que hay féminas impresionantes no me cabe la menor duda. Las veo pasar, pizpiretas, todos los días por la calle. Lo que sucede es que, ahora, 21 años después es muy posible que la mercancía se haya deteriorado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Señor Ogro:
    No me parece que el juez francés haya sido tan específico en su sentencia. Se ha limitado a multar al acusado por no cumplir, sin hacer referencia a la cantidad, manera ni detallar el procedimiento. No hay que olvidar que la denunciante ha sido, indudablemente, su señora esposa.

    ResponderEliminar
  18. D! Clá!:
    Señal de tu buen gusto.
    Me alegro de tu presencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Don Bwana sobre esto hice un comentario en mi blog, te lo dejo por si lo quieres ver. Saluditos.
    http://elblogdezorrete.blogspot.com/2011/09/rusia-somalia-el-gabacho-que-no-mete-y.html

    ResponderEliminar
  20. D. Zorrete:
    Es que el caso ha tenido gran repercusión mundial.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. ¿Por falta de cariño o por falta de sexo?
    P.D. Habría que ver cómo es la señora, por cierto.

    Buen fin de semana, D. Bwana.

    ResponderEliminar
  22. D. carlos:
    La señora no se sabe cómo estará ahora, pero a los 26 no debía estar mal del todo.
    Saludos

    ResponderEliminar