lunes, 11 de noviembre de 2013

EL ARTE DE MEAR

Por la importancia que tiene en las relaciones públicas y humanas, me ha parecido interesante divulgar este aleccionador estudio sobre los problemas de la micción, realizados por prestigiosos profesores universitarios norteamericanos. Lamento que sea un poco largo, pero merece la pena por el contenido educativo que presenta.


Cómo pueden aprender los hombres a orinar sin salpicar

(de BBCMundo)

12 comentarios:

  1. Me alucinan las cosas que estudia el personal y me intriga cómo explicarán por ahí cuándo les pregunten a qué se dedican profesionalmente. Por otra parte creo que estos problemas se solucionarían si el que no atina tuviese que limpiar sus fallos de puntería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le pagan tan bien como me supongo, les importará un pito lo que opinen los demás.

      Tomo debida nota; supongo que vale con la fregona.

      Eliminar
  2. Muy interesante. Voy a pegar una mosca en la pared y le voy decir a mi novio que cambie el ángulo de ataque...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenga cuidado de poner la mosca en el lugar adecuado y que el afortunado sujeto apunte bien.

      Eliminar
  3. Hombre, esto me induce a proponer un CAMPEONATO por regiones de quién atina mejor en el inodoro y salpica menos. Obligaría a muchos a realizar ejercicios preparatorios en gimnasios para adoptar el correspondiente ángulo de inclinación y de objetivo. Lo cual fortalecería de paso los movimientos de riñón y de cintura.

    Tras pasar las pruebas eliminatorias se debiera de obligar, como dice La MAHARANÍ, a que los eliminados limpiaran los sobrantes existentes en el suelo del baño.

    La de cosas que se van aprendiendo con el paso de los años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento comunicarle que su idea ya ha sido puesta en marcha por los japoneses;:en los servicios del aeropuerto de Tokio dan premios a los que no manchan, aunque desconozco si se realizan esos ejercicios preparatorios tan buenos para el riñón que Vd. propone.
      Como bien dice, con la edad se aprende cantidad. .

      Eliminar
  4. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
  5. Afortunadamente hace años que dejé el enjambre y no me entero de lo que hacen mis vecinos.
    Un saludo de bienvenida.

    ResponderEliminar
  6. Apuntar bien al mear
    es cosa de mucho mérito
    y que deja ya sin crédito
    a quien pifia al orinar.
    Hacerlo sin salpicar
    es motivo de alabanza.
    El que es de buena crianza
    suele hacerlo más curioso
    sin embargo el asqueroso
    suele tomárselo a chanza.

    Las mujeres despotrican
    contra todo el que, sin tino,
    deja el lavabo cochino
    y el látigo les aplican.
    Hay estudios que le indican
    a quien quiera solución
    que no hay mejor decisión
    para dejarlo bonito
    que mear bien sentadito
    y en sí evitar la ocasión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertados versos para el caso que nos ocupa. Se agradece una contribución tan artística al estudio científico de los profesores Truscott y Hurd.

      Eliminar
  7. Voy a estudiar el ángulo de ataque, haber si mejoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que utilizar una mira telescópica para acertar el objetivo, al menos en mi caso.

      Eliminar