viernes, 23 de abril de 2010

Corrupción oriental


Un empleado público de China ha sido detenido, acusado de aceptar sobornos con los que pretendía alcanzar su objetivo de acostarse con 800 mujeres.

(de Asia news)

El funcionario, de 47 años y jefe de un departamento de vivienda en la ciudad de Anqing, provincia de Anhui, fue arrestado el pasado mes después de que su mujer, miembro del Partido Comunista como él, descubriera un diario en el que anotaba sus experiencias. Se sintió tan enfadada que decidió llamar a una amiga para que la acompañara a llevar el diario a la policía.


El diario detallaba los pagos recibidos por sobornos y las aventuras sexuales del funcionario.

También había apuntado todos los detalles en su ordenador que, por cierto, ha sido confiscado por la policía. Después de su arresto, el fulano (cuyo nombre no ha sido revelado) admitió haber gastado el dinero en amantes.
Las anotaciones en su diario empiezan en enero de 2003 cuando anotó:"Este año tengo que hacer el amor a 56 mujeres. Al menos dos de éllas no deben ser prostitutas". "Esas dos mujeres tienen que salir de familias respetables".

El sujeto había estimado que necesitaba una renta mensual de $1.170 para lograr su objetivo. En esa época ganaba sólo $235. La policía encontró detalles de sus actividades en la agenda y en su ordenador, en que detallaba dónde acostarse con las mujeres y el costo de la operación. Llevaba a cabo sus asuntos en habitaciones de hoteles o en un cuarto privado en el que tenía una cámara de video escondida para grabar sus aventuras.

En páginas posteriores de su diario, presume de haberse acostado con 500 mujeres. En sus proyectos de Año Nuevo estableció una meta de "dormir con 800 mujeres". Se considera que ha obtenido los sobornos gracias a su influencia en negocios inmobiliarios, un área bastante corrupta en China. Algunas compañías lo sobornaban directamente con favores sexuales.
El fiscal le acusa de haber gastado cientos de miles de yuan en prostitutas. Dice que "empleaba ocho horas diarias procurándose sobornos y otras tantas buscando sexo"

Este escándalo sale a la luz cuando el Presidente chino, Hu Jintao, ha comunicado una nueva advertencia a los funcionarios para que eviten la corrupción. El Sr. Hu anima a los miembros del partido comunista a evitar vicios secretos. "Los cuadros directivos, a todo nivel, deben mantener siempre un espíritu moral y evitar las tentaciones del poder, del dinero y de las mujeres bonitas", dijo.

Mientras el gobierno de China aumenta sus esfuerzos para luchar contra la corrupción, el caso que nos ocupa es sólo el más reciente de un número similar que han afectado a funcionarios. Sin ir más lejos, hace un mes, un funcionario de la provincia de Guanxi, de nombre Han Feng fue arrestado y despedido después de que sus aventuras sexuales aparecieran en Internet.


Me sorprende que, con lo listos que son los chinos, se le ocurriera llevar un diario de sus inmoralidades. ¿Pensaba escribir una novela? ¿Creía que su mujer se iba a quedar tan pancha si lo leía, o está casado con una que no sabe el idioma? La señora se ha puesto tan fúrica que no ha dudado en denunciar al fulano, sin preguntarle si era cierto lo escrito o meras elucubraciones eróticas. Posiblemente, siendo del partido comunista y después del aviso del Sr. Hu, ha pesado más la disciplina del partido que sus sentimientos hacia el marido.


Por otra parte el tipo había entrado en una espiral de vicio que lo llevó, desde las iniciales 56 infracciones a programar 800 en un año. Me parece que pretender dar más de dos "martillazos" al día lo señalan como un fardón de primera categoría.

No le arriendo las ganancias al fulano, conociendo la severidad de la justicia china.

22 comentarios:

  1. Alguien que pasa 16 horas del día procurándose un polvo tiene que estar muuuuuy mal de la cabeza (de las dos, de la grande y de la chica).

    ResponderEliminar
  2. Vale que se luche contra la corrupción pero cuando ésta tiene como objetivo alcanzar un sueño o un récord guiness absurdo se debería mirar a otro lado.

    Lo que no entiendo es cómo, estando tan cerca de un número más "redondo" como el mil, se conformaba con 800.

    ResponderEliminar
  3. Eso es lo que se llama ser discreto, sí señor.
    Un par de sobornos más y pone anuncios en la
    prensa.
    En el fondo me da pena el pobre gilipollas: qué castigo será más implacable, el de su mujer o el del partido?

    ResponderEliminar
  4. Me parece que este chino fantasma se va a caer con todo el equipo, incluído el diario de a bordo.

    (Me he acordado de Roldán de repente, no sé por qué)

    ResponderEliminar
  5. El estado chino actuál me recuerda mucho al gobierno que George Orwell retrataba en "1984".
    ¿Alguien se cree semejante historia, con un sistemático registro de "mordidas" y lios de faldas?.
    Me suena a fábula con moralina, un "cuento chino" con moraleja de escarmiento para la hueste.

    ResponderEliminar
  6. Este tío es tonto del todo, y además un aburrido.
    Bastantes problemas tenemos con aguantar las broncas de una parienta para encima programarte la liada con 800.

    Yo lo condenaba, por jilipollas contable y falta de objetivos serios en la vida, a vivir atado a su mujer denunciante, mediante una cadena gruesa en eslabones, para el resto de su vida.

    ResponderEliminar
  7. Dª Ginebra:
    Tiene razón, ese fulano debe de estar fatal de las cabezas.

    ResponderEliminar
  8. D. isra:
    Seguramente con 1.000 le pareció demasiado fardar.

    ResponderEliminar
  9. D. aspirante:
    Pues es posible que el castigo de su mujer se realice con una navaja barbera y que el partido lo cuelgue de sus partes. A escoger.

    ResponderEliminar
  10. Dª maharani:
    El diario de a bordo ha resultado la clave para tirar al fulano por la borda. También me ha recordado al ínclito Roldán.

    ResponderEliminar
  11. D. rodericus2009:
    Es muy posible que lleve razón y que sea un montaje del partido. No sería la primera vez.

    ResponderEliminar
  12. D. Javier:
    ¡Cuánta razón le asiste!
    El castigo que sugiere si, además, va acompañado de una pequeña cirugía en los bajos, le vendría muy bien empleado, por pendejo.

    ResponderEliminar
  13. Creo que le hubiera salido mejor si se gastase el dinero en 800 regalos para su mujer y se procurase los correspondientes polvos de agradecimiento. Su mujer sería feliz, el follaría lo mismo y como extra no estaría en un lío.

    Un bico

    ResponderEliminar
  14. D. Bwana, como bien dice usted, conociendo como las gastan en dicho país, me temo que a este fulano por chulo, le van a dar por... (pobrecito).

    ¡Cordiales saludos!

    ResponderEliminar
  15. Dª Tuxina:
    ¡Ay la condición humana! ¡Qué ganas de ir a buscar afuera lo que tiene en su casa! Reservando esa desbordante potencia sexual para su mujer, se terminarían esas delaciones al partido y podría seguir afanando sin problemas.

    ResponderEliminar
  16. D. Carlos:
    Desde luego, le van a dejar los bajos en siniestro total.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, para él era un buena causa.

    ResponderEliminar
  18. hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Yo entiendo la frustración de esta mujer. Ese hombre debía llegar a casa agotado, con tanta cita en su agenda. Me imagino que siempre le dolería la cabeza.



    Por cierto, señor Bwana. Quisiera contactar con usted vía correo electrónico si es posible. Tengo una idea en la cabeza en la que me gustaría que participaras.

    He aquí mi correo:
    ra.kelly.ta@hotmail.com

    ResponderEliminar
  20. Dª Raquel:
    Enviado correo.
    Un beso

    ResponderEliminar