viernes, 30 de abril de 2010

Móviles y afeitadoras

Me han llamado la atención estos 3 casos 3 relacionados con la utilización del móvil y sus peligros. Parece un buen tema para las reflexiones del fin de semana.


(1) Una llamada por el móvil le cuesta la vida a un norcoreano.

(de Asia news)

La vida urbana tiene muchos peligros pero, hasta el momento, ser ejecutado por hacer una llamada por el móvil, no era uno de éllos. Este trágico suceso ha tenido lugar en Corea del Norte, donde las autoridades capturaron, torturaron y ejecutaron a un hombre por violar la ley de uso telefónico.

El hombre en cuestión, fue culpado de llamar a un amigo en Corea del Sur.

Inicialmente fue arrestado en su casa por la policía y llevado a la comisaría. A continuación confesó sus actividades telefónicas tras ser interrogado por los agentes. Entre esas actividades estaba la llamada a su amigo para comentar la terrible situación en Corea del Norte.

Poco después murió ante los disparos de un pelotón de fusilamiento por haber desobedecido la ley que prohibe llamar al extranjero.

Tras la sesión de interrogatorios, el pobre hombre estaba dispuesto a confesar cualquier cosa, hasta lo que habló con su amigo. Este país debe de ser miembro de la "alianza de civilizaciones" por su estricto cumplimiento de los derechos humanos, supongo.



(2) Una mujer desesperada quema 400 teléfonos móviles

(de Asia news)

El matrimonio de Wang, una china de 37 años y su marido, iba de mal en peor. Las peleas eran frecuentes y Wang se desesperaba por recuperar el amor de su marido.

A veces el amor lleva a la gente a extremos inusitados por cautivar el corazón de la persona amada.

El pasado mes de marzo, la pareja tuvo una discusión muy fuerte y el marido se marchó de la casa dando un portazo mientras juraba en hebreo.

Dándose cuenta de que su matrimonio estaba a punto de precipitarse al vacío, Wang decidió hacer algo para recuperar a su marido: recogió más de 400 teléfonos de su tienda (un lucrativo negocio de venta de móviles) , los colocó en la cama, vació keroseno encima de éllos y les prendió fuego antes de marcharse de la casa.

Los vecinos informaron que salía humo de la vivienda y llamaron a los bomberos.

Wang fue arrestada por la policía por incendiaria. El valor de los teléfonos quemados asciende a unos 30.000 euros.

(Se desconoce si la acción de Wang ha conseguido conciliar el matrimonio. )

La ocurrencia de la Wang, aparte de costarle un pastón, me extrañaría que le sirviera para lograr que el marido vuelva al hogar. Lo prudente sería que el tipo se mantuviera a prudente distancia, no sea que corra la misma suerte de los pobres teléfonos.




(3) La afeitadora- móvil

(de Asia news)

Comodidad y ahorro de tiempo son dos características que normalmente venden bien a los consumidores modernos. A medida que la tecnología progresa, nos vamos haciendo más dependientes de nuestros teléfonos móviles y los fabricantes van ampliando las funciones de sus productos para hacerlos aún más indispensables.

Sin embargo parece que esta vez han ido demasiado lejos; ¿quién, en su sano juicio, querría afeitarse con un teléfono móvil mientras mantiene una conversación con una amiga?

La afeitadora-móvil es un invento chino que combina la utilidad de un teléfono con una afeitadora eléctrica. Lo que significa que el hombre moderno puede afeitarse y estar en contacto con su familia o amigos simultáneamente

Por si esto no fuera suficiente, la afeitadora-móvil también incluye una pantalla táctil, radio FM, cepillo de dientes y cámara fotográfica.

El PVP es de unos 80 euros.

He aquí el típico invento útil que no sirve para nada. Ignoro si los varones chinos son capaces de hacer dos cosas distintas a la vez, pero la gran mayoría no podemos. O nos afeitamos o hablamos por el móvil o nos cepillamos los dientes. He visto a algunos viandantes que han aprendido a caminar y hablar por el móvil simultáneamente, pero una de las dos cosas les sale mal (o van tropezándose con la gente o dicen chorradas por el teléfono). Me parece que los chinos se han pillado los dedos en esta ocasión.

24 comentarios:

  1. Buenos días, Bwana.
    El caso de la china es extrañísimo, siendo china.

    El móvil afeitadora le vendrá muy bien a aquella señora que se iba depilando las ingles mientras conducía. Ahora además también podrá hablar por teléfono.

    ResponderEliminar
  2. Apoyo el comentario de la MAHARANI.

    Por otra parte, en un lugar en donde habitan dos mil millones de individuos e individuas muy similares entre sí en aspecto, tiene que haber "de too".

    La afeitadora telefono es uno de los millones de productos que los chinos nos venden para tenerlos guardado a tirarlos a la basura.

    Allá cada quién lo que compra.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo el proceso mental de la mujer que llegó a la conclusión de que al quemar los teléfonos salvaría su matrimonio.
    Están locos estos asiáticos...

    Un bico

    ResponderEliminar
  4. Si todos nos metiésemos el móvil por el culo seríamos más felices, sólo hay que verle la cara a Zerolo, esa "joie de vivre" es envidiable.

    Y lleva Vd. razón con lo de la imposibilidad de realizar dos acciones al mismo tiempo, fíjese en la Salgado, se agacha para ojear unos folios y se queda sorda, tonta y muda.

    ResponderEliminar
  5. muy bueno lo de la maharani..en cuanto a los coreanos, hace poco hicieron lo mismo con su ministro de economía, suerte que tiene la Salgada de no ser coreana del norte...buen finde a todos

    ResponderEliminar
  6. Vaya, si lo de colocarse la crema antiarrugas conduciendo a 80 por hora en las rondas ya me parecio digno de enviár a Guantanamo a la autora, no quiero imaginarme a un memo afeitandose mientras conduce y habla con su señora simultaneamente
    Que no nos pase "na"

    ResponderEliminar
  7. Imagino que la paisana les pegó fuego a los móviles para demostrar al marido que ya no volvería a hablar por ellos, que antes se pasaba el día enganchada y no le hacía caso al pobre hombre y por eso lo abandonó.
    Corrijo a Isra, con su permiso, la Salgado no se queda tonta: ES TONTA de nacimiento, y eso sólo tiende a empeorar.

    ResponderEliminar
  8. Dª Maharani:
    Había olvidado aquel caso tan peculiar, pero no creo que la nueva máquina valga para pelos largos. No sé, no sé...Seguramente fabricarán una para señoras.

    ResponderEliminar
  9. D. Javier:
    Efectivamente los chinos venden cosas bastante inútiles pero a veces se consiguen artilugios interesantes, como el calzador-rasca espaldas. Yo compré uno y ya no tengo que frotarme la espalda con las esquinas o con la rasera.

    ResponderEliminar
  10. Dª Tusina:
    Algo raros sí que son esa gente. A la Wang le habría calmado más liarse a tirar zapatos contra las ventanas y, encima, le hubiera salido más barato.
    Otro bico

    ResponderEliminar
  11. D. isra:
    Pienso que el Zerolo preferirá ser vegetariano para esos menesteres. Caualmente empieza la temporada de los pepinos muy pronto.
    La Salgado es que "se quedó en el aparato". (Me refiero a los de las carreras de caballos)

    ResponderEliminar
  12. Dª Maribeluca:
    Si a ZP y su cuadrilla se les aplicara el principio norcoreano de "fusilar al funcionario que falle en sus predicciones", es que no quedaba ni el apuntador.

    ResponderEliminar
  13. D. rodericus2009:
    Mejor será que el invento no se distribuya en España, porque hay mucho chalao que lo usaría como Vd. dice.

    ResponderEliminar
  14. D. aspirante:
    Me parece sugerente su idea de que quería demostrar al marido que ya no le interesaba el móvil, pero ¿no hubiera sido más práctico (y barato) cortarse la lengua?

    ResponderEliminar
  15. Lo del coreano, mánda cojones.

    ResponderEliminar
  16. Ser español pronto va a ser tan chungo como ser norcoreano, D. Bwana.

    Le invito a usted a estos Encuentros rijosos. Un abrazo, amigo.

    II Encuentro de Poesía y Relato Erótico. Bases para el Encuentro

    Deseo que tan tórridas lecturas muten en jadeos, orgasmos colosales a dúo, interminables tríos tántricos o, al menos, en alguna humilde pero gustosa pajuela.

    Adelante, genios del calentón, vamos a excitar al lector. Que cada entrada salpique y tengan que leernos con chubasquero. Ánimo, amigos.

    ResponderEliminar
  17. La afeitadora sería un buen regalo para una que yo me se, que sale todos los viernes en el telediario de la tarde, mintiéndole a todos los españoles.

    ResponderEliminar
  18. D. Alfredo:
    Gracias y tomo debida nota.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. D. DORAMAS:
    A ésa que menciona le cuadraría más una cortadora de setos eléctrica.

    ResponderEliminar
  20. Que decir del mundo???... cONCLUSIÓN: EL MUNDO ESTÁ LOCO¡¡

    ResponderEliminar
  21. Dª ElenaNito:
    Una locura muy contagiosa, por cierto.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo2/5/10 23:43

    D. Bwana, estos asiáticos son muy-muy "rarros" y no miran, sospechan...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  23. D. Carlos:
    Efectivamente, "no miran, sospechan", como bien dice. Una observación muy aguda, sí señor.

    ResponderEliminar