lunes, 26 de abril de 2010

Pechos sísmicos

La promiscuidad: causa de los terremotos

(de Asia news)

Un día más aparece una nueva teoría de la conspiración. Con la cadena de devastadores terremotos recientes en el mundo, era sólo cuestión de tiempo que alguien atribuyera estos fenómenos de la naturaleza a alguna conspiración judeo-masónica o al calentamiento global.

En esta ocasión ha surgido la autorizada opinión del Ayatola Kazem Sedihi, un destacado clérigo iraní, que culpa del incremento de terremotos en Irán a los asuntos extra matrimoniales provocados por la abundancia de mujeres promiscuas.

"Muchas mujeres no se visten recatadamente... llevan a hombres jóvenes por el mal camino, corrompen su castidad y diseminan el adulterio en la sociedad, lo que, en consecuencia, aumenta los terremotos", dijo Sedighi, citado por la prensa iraní.

Las mujeres en la república islámica están obligadas por ley a cubrirse de la cabeza a los pies, pero muchas, especialmente las jóvenes, hacen caso omiso a algunas de las restricciones y lucen abrigos ceñidos y pañuelos que dejan ver gran parte del cabello.

"¿Qué podemos hacer para evitar quedar sepultados bajo los escombros?", preguntó Sedighi durante un sermón el viernes. "No hay otra solución que refugiarnos en la religión y adaptar nuestras vidas a los códigos morales del islam", agregó.



En la foto podemos ver la prueba de que las iraníes pueden ir al futbol, lo que demuestra la falsedad de que no pueden hacerlo, como se ha publicado en occidente.

Como contestación a la teoría del ayatola, aparece esta noticia en Metro co.uk:

Un grupo llamado “Boobquake” (Tetas sísmicas) ha aparecido en Facebook para “demostrar que las tetas no causan terremotos”

Como respuesta a las declaraciones de un clérigo iraní, 30.000 mujeres se apuntan a la campaña “Tetas sísmicas” de Facebook y mostrarán sus activos el próximo lunes para probar que esa opinión es incorrecta.


Esta singular campaña la inició Jennifer McCreight, estudiante universitaria en Indiana (en la foto) que pretende “testar” científicamente la teoría del clérigo mediante la exhibición de los pectorales de miles de mujeres y observar si se produce algún movimiento tectónico.

“El lunes 26 de abril (hoy) me pondré la camiseta más reveladora que poseo” dice Jennifer. “Animo a otras mujeres escépticas para que se unan al supuestamente sobrenatural poder de nuestros pechos. O pantaloncitos cortos, si lo prefieren”.

“Con el poder combinado de nuestros escandalosos cuerpos probablemente se producirá un terremoto. De lo contrario ese ayatola tendrá que explicar por qué la tierra no ha temblado”.

Me parece que Jennifer ha iniciado una acción muy interesante en defensa de la mujer, aunque debería aclarar lo del "movimiento tectónico". En efecto, aunque no se produzca ningún terremoto, ese movimiento es probable que se presente (dependiendo de la turgencia de los pectorales) lo que daría la razón al ayatola y haría fracasar la protesta.

Estaré al tanto del desarrollo de los acontecimientos.

19 comentarios:

  1. Anónimo26/4/10 8:33

    ¿Porqué será que cuanto más atrasados están algunos pueblos, sus hechiceros culpan siempre de todos los males de la Naturaleza al sexo?

    Creo que porque son unos cacho hipócritas reprimidos que debieran de estar en frenopáticos.
    Las mismas o similares cosas contaban los clérigos de aquí, de Hispania en tiempos del Nacionacatolicismo.

    Sería terrorífico que las féminas tuvieran ese poder de producir seismos sólo por enseñar las tetas.

    Con lo que deducimos que la mitad de la Humanidad, por no decir las cuatro quintas partes, vive engañada por hechiceros o políticos chanchulleros de espiriru predicador.

    Las damas, ya por sí, son peligrosas sin más poderes que los de sus mentes retorcidas y sólo faltaba que les atribuyeran poderes TECTÓNICOS.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Tellagorri, se ha buscado siempre al mismo culpable para lo que no se controla.

    Respecto a la segunda parte, tenía yo ganas de despotricar de la horterada de los grupos de facebook, cuya proliferación y pesadez es otro fenómeno semejante a la erupción del Eyjafjallajökull.

    ResponderEliminar
  3. Los terremotos por enseñar las tetas se compensan por la enorme cantidad de energía limpia que se crea con las prácticas onanistas que generarían.

    En cuanto al moro, pues no sé, se me ocurre meterle un palo por el culo, por ejemplo, al menos estará entretenido y no soltará esas gilipolleces.

    De todos modos ya sabe Vd. que yo soy más de culos si supiese de alguna iniciativa al respecto le agradecería me informase.

    ResponderEliminar
  4. Uys, creo que el día del terremoto de China llevaba escote! Si es que lo que se ha de oir tiene tela... lo peor, hay gente que puede llegar a creerselo....
    No sé que pasará ahora con las playas y el top-less!
    Buen lunes!

    ResponderEliminar
  5. pobrecitos que "los llevan" por el mal camino las malas pécoras...pero si no se conoce a ninguno al que le duela la cabeza...
    La verdad es que hay gente bastante cochina también, pero no creo que causen terremotos sino otro tipo de cosas, y los ayatolás estos están todos fatal del tarro....debería haber un término medio entre ambas visiones del mundo, aunque confieso que servidora- de natural recatado- siente ganas de ponerse en bolas y fumarse un puro sólo para fastidiar a los barbas de chivo estos...como decía una vieja canción "ayatola, no me toques la pirola"

    ResponderEliminar
  6. Señor Bwana, puedo certificarle que si esa fuese la causa reál de los terremotos, Barcelona hace años que estaria sumergida bajo las olas.
    Durante años trabajé en la vecindad de uno de esos hoteles que alquilan habitaciones por horas a parejas "adulteramente" incorrectas, toda una "institución" con solera en esta ciudád, Algúnos dias la cola de los vehículos que accedian a través del parking llegaba hasta la calle.
    Habrá que decirle a ese buén hombre que se cambie la medicación.

    ResponderEliminar
  7. D. Javier:
    Estoy de acuerdo con su comentario;
    nunca he entendido la manía de los clérigos de predicar que el sexo es pecaminoso ¿no dijo el Señor "Creced y multiplicaos"?
    No pretenderán que aparezcan infinitos espíritus santos para dedicarse a esa tarea, supongo.

    ResponderEliminar
  8. Dª Maharani:
    La felicito por la precisión en el nombrecito del volcán islandés.
    ¡No ha omitido ni una consonante!

    ResponderEliminar
  9. D. isra:
    No se preocupe que la manifestación parece que incluirá diversas partes de la anatomía femenina, incluyendo esas nalgas que le preocupan. Esperemos que aparezca algo interesante.

    ResponderEliminar
  10. Dª Cris:
    No creo que las estupideces de ese ayatola influyan para nada en la vestimenta femenina. De momento la incluencia islámica en España sólo afecta a la cabellera.

    ResponderEliminar
  11. Dª Maribeluca:
    ¡Cuánta razón tiene! A saber cómo serán las orgías de esos ayatolas que presumen de santidad; ¿no se dice: dime de qué presumes y te diré de qué pie cojeas?
    ¡Fúmese Vd. un puro como le venga en gana, faltaría más!

    ResponderEliminar
  12. D. rodericus2009:
    Supongo se refiere a los llamados "meublés" en Barcelona. Como bien dice, la ciudad estaría en ruinas si las advertencias del ayatola ése fueran ciertas. A menos que esté a salvo de cataclismos gracias a que un servidor nació en la calle Córcega.

    ResponderEliminar
  13. Ojalá tuviera el poder de alterar la naturaleza con el poder de mis tetas o mis prácticas sexuales, me plantearía provocar un cataclismo que sepultara a esa gentuza que se dedica a proclamar a los cuatro vientos teorías absurdas que no hacen más que corroborar su soberana estupidez.
    Me gustaría escuchar su teoría para la proeza de Moisés al abrir las aguas. Tal vez lo hizo invocando el poder de sus atributos: "¡Por mis cojones que hoy se abren las aguas!"

    Un casto bico que no provoque ninguna catástrofe ;)

    ResponderEliminar
  14. Cuál era la dieta aquel día en la mezquita?
    Ahora bien, si el ayatola tiene razón, yo disculpo los terremotos y los sufro gustoso. A ver si hay más!

    ResponderEliminar
  15. Dª Tuxina:
    Lo malo del asunto es que hemos dejado entrar tranquilamente en España a unos cuantos de esos clérigos trastornados y ya veremos cuanto tardan en tratar de educarnos a su manera.
    Adepto modestamente ese bico tan casto.

    ResponderEliminar
  16. D. aspirante:
    Esos gilis no necesitan cambiar la dieta para soltar chorradas.
    A propósito, con la llegada de los calores a Madrid, se empiezan a observar ciertas exhibiciones anatómicas que demuestran lo equivocado que está el ayatola. El único fenómeno notable se produce en la visual de algunos paseantes.

    ResponderEliminar
  17. Acabo de leer la noticia del "Boobquake Day":
    Cientos de mujeres protestan con escotes contra clérigo iraní

    Desde Melbourne hasta Vancouver hay gente pa tó.

    ResponderEliminar
  18. Dª Ostra:
    Ya ve Vd. que aquí no inventamos nada.
    Voy a ver si veo qué ha pasado en los USA.

    ResponderEliminar
  19. En Irán y Egipto las mujeres no están obligadas a llevar velo, ni burka ni hiyab, pueden ir como les de la gana.

    ResponderEliminar