viernes, 16 de abril de 2010

Cuidados intensivos


Un sindicato que representa a las enfermeras holandesas ha lanzado una campaña contra la costumbre de algunos pacientes que piden servicios sexuales como parte de los cuidados de rehabilitación

(de Metro co.uk)

El sindicato NU91 ha puesto en marcha la campaña “No pasarse de la línea”, con la fotografía de una enfermera que se cubre la cara con las manos.

El sindicato comunicó que la campaña es consecuencia de las quejas recibidas durante la semana pasada de una enfermera de 24 años que informó que un paciente incapacitado, a quien atendían en su domicilio, le pidió que le prestara servicios sexuales como parte del tratamiento de rehabilitación.

La joven fue testigo de que algunas de las demás enfermeras que atendían al paciente, le facilitaban esos servicios especiales. Cuando élla rehusó hacer lo mismo, el paciente se quejó alegando que la mujer no tenía capacidad para cuidarlo.

"No es cierto que el paciente pueda pedir lo que quiera", afirman desde el sindicato. "Una cosa es que pueda pedirle ayuda al asistente domiciliario para encontrar servicios 'de compañía', pero pedírselo directamente a la enfermera es inaceptable y un insulto", concluyen.

La campaña utiliza como imagen a una enfermera cruzando los brazos en forma de aspa frente a su rostro. Y el sindicato ha decidido denunciar el caso a la Policía.


La noticia no explica qué clase de incapacidad padecía el fulano para no poderse trasladar al hospital para el tratamiento, pero supongo que no era nada grave si tenía esas pretensiones. Una persona que recibe tratamiento médico en su casa no creo que esté interesado en levantarle las faldas a quien le cuida pero, en fin, cualquier cosa es posible en la dimensión desconocida.

28 comentarios:

  1. Hay mucho viejo guarro que siempre está dispuesto a aprovecharse de quien sea.

    ResponderEliminar
  2. Anda, un sindicato que se lo trabaja. Qué envidia.

    ResponderEliminar
  3. A ver, contra el vicio de pedir... que cada una se gestione lo que le apetece dar.

    ResponderEliminar
  4. Espera, espera... A mi lo que me sorprende de la noticia es que, otras enfermeras si que lo hacían??? Cómo??? Perdona??? Lo que hay que leer, pero que jetaza los enfermos!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo, aunque esté feo decirlo, voy romper una lanza por ese pervertido social, que no sexual...
    -Enfermera...¿Seria tan amable de cogérmela y sacudírmela?...
    -!Huy!...no se si debo...las ordenanzas no dicen nada al respecto...
    -!Precisamente!...
    -Bueno, siendo así...
    -!Zas! Zas! !Zas! !Zas!...
    -!Ahhh! !Ahhhhh! !Ahhhhhhhhhh!...
    -!Espera lieben....de paso me la metes!...!Ya puestos!....
    -¿Tampoco dice nada las ordenanzas sobre esto?...
    !Precisamente!...!Sigue!...!Ahhhhhh! !Ahhhhhhhh!...!Hay un vacio legal!...

    ResponderEliminar
  6. La culpa es de ellas, quien las manda vestir de una forma tan provocativa.

    En cuanto a las sacudidas vais a arder todos en el infierno, más de tres es pajilla y os vais a quedar ciegos.

    ResponderEliminar
  7. D. Javier:
    Al menos a éste le gustaba una de 24, que hay otros peores.

    ResponderEliminar
  8. Dª Maharani:
    Efectivamente y me dicen que viven de las cuotas de sus afiliados.

    ResponderEliminar
  9. Dª Ginebra:
    ¡Así es! Me recuerda al que reprochó a su mujer que saliera al balcón en pelota a tender la ropa y élla le contestó: "El que mira es porque le gusta y el que no mira es porque ya lo ha probado".

    ResponderEliminar
  10. Dª Chocolat Soul:
    Como comenté me parece que el enfermo no estaba muy grave. Y sobre las enfermeras que dice que aceptaban, me remito al comentario de Dª Ginebra.

    ResponderEliminar
  11. D.charneguet:
    Ha dado una descripción tan precisa de los hechos que no tengo palabras.

    ResponderEliminar
  12. D. isra:
    Bueno, éso de las vestimentas provocativas ya me dirá Vd. dónde pueden verse. Precisamente vengo del hospital y las cuatro que he visto estaban como para apagar cualquier fuego interno.
    Lo de que más de tres golpes es paja es verídico.

    ResponderEliminar
  13. Igual les salía mejor contratar a prostitutas con conocimientos de primeros auxilios... es cuestión de planteárselo.

    Un bico

    ResponderEliminar
  14. algunos no están tan pochos como parece...

    ResponderEliminar
  15. Yo les mandaba al Dr. House.

    ResponderEliminar
  16. Joder, Bwana, que una cosa es estar enfermo y otra ser impotente! Lo mismo la enfermera era una real hembra de esas que llaman levantamuertos, o quizá era el último deseo del paciente...
    SI la Seguridad Social acepta la idea de Tuxina, las listas de espera van a ser de siglos.

    ResponderEliminar
  17. Dª Tuxina:
    No es mala idea aunque dudo que la SS holandesa esté por la labor. Tal vez si lo pagara el "enfermo"..

    ResponderEliminar
  18. Dª Maribeluca:
    Yo creo que se hacen los "pochos" a ver si pillan algo por pena.

    ResponderEliminar
  19. Dª suri kata:
    El Dr. House les iba a hacer un buen implante.

    ResponderEliminar
  20. D. aspirante:
    Como le digo a Dª Tuxina, no creo que la SS pique. Como Vd. dice, la cola iba a ser más larga que la del INEM.

    ResponderEliminar
  21. Los enfermos suelen tener otros tipos de preocupaciones...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Desde luego muy incapacitado no parecía estar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Hay pacientes muy sospechosos.

    ResponderEliminar
  24. D. Alejandro:
    Muy cierto; el asunto pasa a ser el último en la lista de necesidades.

    ResponderEliminar
  25. Dª Marga:
    Lo mismo pienso yo. Con un simple catarro ni pensaría en esas cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. D. mamuma:
    Sospechosos de no ser pacientes...

    ResponderEliminar
  27. Vaya lo de las peluquerías con " final feliz " Vale. Pero s'han pasao ¡Pervertídos! Les haría falta a estos pacientes una visita del "tío de la vara".

    ¡Feliz y plácido Domingo D. Bwana le deseo austed y a sus lectores!

    ResponderEliminar
  28. D. Carlos:
    Verguenza es lo que les falta.
    Un saludo

    ResponderEliminar