jueves, 22 de abril de 2010

Super-cangrejo


“Crabzilla” sale de las profundidades

(de Metro co.uk)

El mayor cangrejo de Gran Bretaña abandona el acuarium tras asombrar a los visitantes con su enorme tamaño.

“Crabzilla” tiene un cuerpo del tamaño de un balón de baloncesto y mide tres metros de tenaza a tenaza, suficiente para abarcar un coche.

Este cangrejo-araña japonés fue capturado en el Pacífico y ha estado en exhibición en el Centro Nacional de vida marina en Birmingham hasta finales de marzo, para iniciar una nueva vida en Bélgica.

“Hace parecer enanos a los otros cangrejos, pero no es agresivo, así que no hay nada de que preocuparse”, dijo Graham Burrows, del National Sea Life.


No me explico cómo no han reclamado esta pieza las autoridades niponas si el animal tiene la nacionalidad japonesa. También es destacable la suerte del bicho por no haber sido pescado por sus paisanos o por algún barco español; habría sido consumido rápidamente en algún restaurante de prestigio.

Por otra parte esta noticia demuestra la falta de memoria de algunos medios, ya que hace un par de años, en las costas de Dorset (RU), un submarinista de nombre Paul Worsley capturó un ejemplar de cangrejo, que pesaba casi ocho kilos y que no tiene nada que envidiarle al antes mencionado (aunque sea de otra especie):


Lo que sucede es que los amigos de Paul dieron buena cuenta de este buey de mar ayudándose con varias botellas de lager y el pobre bicho no pudo ser contemplado en ningún acuario.

20 comentarios:

  1. Éstas son las cosas que le hacen a uno creer en los extraterrestres.

    ResponderEliminar
  2. A mí esto me da mucha pena, a ver, esos bichos venga a crecer y a engordar felices bajo el agua para que un día lleguen un par de ociosos y acaben zampándoselos con unas cervecitas.

    ResponderEliminar
  3. Pasmado me quedo por dos motivos:
    la envergadura del bicho
    a pesar de lo feo que es, resulta más atractivo que de la Vega, y sus patas son más gruesas que las piernas de la vice.

    ResponderEliminar
  4. Dª Maharani:
    En efecto, no deben de ser muy diferentes a estos ejemplares.

    ResponderEliminar
  5. Dª Ginebra:
    Es cierto, pero tiene mérito el primero que se atrevió a comerse uno de estos bichos y descubrió lo ricos que son....

    ResponderEliminar
  6. D. aspirante:
    ¡Dónde va Vd. a parar! Con la visión de uno de estos ejemplares, se le hace la boca agua a cualquiera, mientras que sólo mirar a la vice se revuelve el estómago más sano.

    ResponderEliminar
  7. joder Bwana, bajando para llegar a los comentarios he vuelto a ver esa mirada cabrona y perturbadora del chucho joputa... por dios!!!!.

    Lo que más me preocupa es encontrar un bote de "majonesa" proporcionado al bicho para poder agenciarmelo como dios manda.

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver lo que os impresionan a los hombres las cosas más grandes del mundo... :p

    Un bico

    ResponderEliminar
  9. peaaazoo bichooo...no sé si volveré a meter el dedo gordo en la mar salada...¿estará hormonado como los pollos del Pochomomo? porque el que se coma eso a saber cómo acaba de calvo y monflorito...

    ResponderEliminar
  10. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuanchita@gmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    tatiana

    ResponderEliminar
  11. El problema que le veo al bicho ese es que habría que ir a un Regimiento Militar a pedir una perola de las que usan los milicos, para poder cocer a modo al bicho.

    OJO a la Tatiana que te ha dejado mensaje encima del mío.

    ResponderEliminar
  12. Ay dios! tremendo bicho, mete miedo pero me pregunto si... ¿Estará rico? mmmm... :P
    jejejej
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Que pena, acompañado con un buén albariño.

    ResponderEliminar
  14. D. isra:
    Tenga cuidado hasta dónde baja y evite llevarse disgustos.
    No creo que hace falta mahonesa para disfrutar de los crustáceos; en los USA hay una cadena de restaurantes (Joe´s Crab) que los sirven tal como salen de la olla ¡y están deliciosos"

    ResponderEliminar
  15. Dª Tuxina:
    Depende; por ejemplo, una vez me sirvieron una ostra que parecía una ensaimada y no me la pude comer, del repelús.

    ResponderEliminar
  16. Dª Maribeluca:
    Es que un apretón de esas pinzas tiene que ser terrorífico.
    Me aseguran que no hay nada de hormonas. Por cierto que más peligroso es el pollo, según dice el Evo, porque además de calvo lo deja a uno convertido en sarasa.

    ResponderEliminar
  17. Dª Tatiana:
    Gracias por una opinión tan valiosa y bienvenida.
    Tomo nota del em.

    ResponderEliminar
  18. D. Javier:
    Los cocineros del Joe´s Crab, que menciono más arriba, tienen unos peroles como para cocer bueyes. Habría que preguntarles dónde los compraron.
    Gracias por el aviso

    ResponderEliminar
  19. Dª Ra:
    ¡Por supuesto que estará rico! Sólo de pensar en una de las tenazas de ese buey se me hace la boca agua.

    ResponderEliminar
  20. D, mamuma:
    ¡Buena compañia, si señor!

    ResponderEliminar