viernes, 25 de octubre de 2013

¿CAMBIO DE SEXO?






Atractiva rubia se corta el pelo y encuentra empleo como modelo masculino
(de oddity central)

Es difícil encontrar trabajo como modelo profesional en una industria tan competitiva, especialmente si una chica ha cruzado la frontera de los treinta. Por ello es buena idea recordar que, cuando una puerta se cierra, una ventana se abre. Por ejemplo, veamos el caso de  Elliott Sailors; esta chica lucía sus facultades en los anuncios de Bacardi por todo el mundo, pero, a los 31 años empezó a tener problemas para encontrar un trabajo decente. Así que decidió cortarse el pelo  a lo machorri, apretarse los senos y disimular otras curvas lo mejor que pudo para hacerse pasar por un varón. 

La Sailors se inspiró en  Casey Legler, una colega de la prestigiosa agencia de modelos Ford y que ha sido la primera mujer que modela ropa masculina. Dice que no quería abandonar su carrera de modelo con solamente 31 años, pero es lo que sucede  con las modelos femeninas que son reemplazadas por jovencitas que vienen arrollando. “Los homnbres no necesitan parecer tan jóvenes para modelar ropa masculina”-

Su decisión de transformarse en un modelo masculino no fue tan traumática como pudiera  parecer. Cuando participaba en concursos de modelos se sentía insegura respecto a su sexo. “Al principio de mi carrera estaba algo frustrada porque me veía demasiado masculina”, dice. “Me daba la impresión de que lucía como un hombre con maquillaje” 

Tengo la sospecha de que a Elliot se le ha terminado el truco que le valía para disfrutar tranquilamente de las otras modelos en sus momentos más íntimos, haciéndose pasar por una de ellas. Ahora, para disimular, trata de hacernos tragar un cuento invertido, es decir, que de mujer pasa a hombre, cuando todo hace sospechar lo contrario. 

10 comentarios:

  1. Es muy probable que su suposición sea la más acertada. Y lo que habría que instaurar al elegir "las modelos" o "modelas" es la obligación de mirarles la MATRÍCULA al contratarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de examinarles la "matrícula" iba a ocasionar un escándalo por parte de la feminazis y la repulsa del colectivo de andróginos que prefieren mantenerse en su ambigüedad.

      Eliminar
  2. El post de hoy, me recuerda una popular frase de "Carlitos el marinero", un vecino centroamericano de la comunidad: "Lo mejor de mi vida es que tengo dos gustos: me gusta la papaya y el plátano".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena al pescado o la carne de por aquí. Los hondureños siempre con su apetencia por la fruta.

      Eliminar
  3. La excusa laboral me parece sólo eso, excusa. Nadie se cambia de sexo sin echar antes unos cuantos currículums a ver si hay suerte. Creo que le va la marcha por un lado o por otro. Eso sí, el interés del mundo hacia él-ella le ha regresado de golpe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del curriculum de la Sailors no habla el artículo, pero podemos suponer que ha sido variado y que le proporciona una gran experiencia a tan temprana edad.
      Hay personas que, para llamar la atención, no se andan por las ramas.

      Eliminar
  4. Pues llamarme tonto, pero me gusta más con el pelito largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, con el pelo largo, daba más el pego.

      Eliminar