jueves, 24 de octubre de 2013

VISITA DE PEGGY



He pasado unos días muy entretenidos jugando con Peggy mientras veía caer la lluvia sobre Madrí.

Peggy es la pequeña cría de guepardo que aparece en la cabecera, disfrazada de Shih tzu (para no asustar al personal). En la foto superior aparece descansando tras haberse dado un banquete con mis pies, recién salido de la ducha:





Juro que los pies estaban recién lavados, con jabón y que las chanclas las compré hace pocos días. Afortunadamente todavía no tiene desarrollada la temible dentadura que le servirá, en un futuro cercano, para ventilarse unos ricos impalas en Botswana. 

Ha sido una visita muy relajante que me ha permitido olvidarme, por un rato, de los nazionalismos y los tribunales europeos. 

Mañana regresa a sus aposentos y al calor maternal. ¡Hasta pronto!

10 comentarios:

  1. Simpática compañía y muy de dedicar el tiempo a ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradable, en efecto; el único problema es que hay que andar al estilo Frankestein, arrastrando los pies para no aplastarla.

      Eliminar
  2. Evite que se moje estos días de lluvia y sobre todo, no la alimente después de medianoche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que está insinuando que se trataba de un Gremlin y no de la pequeña guepardo; pudiera ser, a la vista de la avería que me ha hecho en las uñas....

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Efectivamente, es un bichito muy majo.

      Eliminar
  4. Dn. Bwana: cuando Peggy crezca y tenga que devolverla a Botswana, para que no la extrañe, si Vd. lo desea, tengo una amiga menudita, que le dicen "la tigresa" y también le gusta jugar y morder en la ducha y en la cama... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto encantado su amable ofrecimiento. Si le parece, envíeme un em para pasar a recoger a la criaturita.

      Eliminar
  5. Qué preciosidad achuchable (siempre y cuando no se cargue los muebles)

    Por Dios cuando se entere de lo de las chanclas alguien que yo me sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay problema con los muebles: prefiere las uñas de mis pies para afilarse los dientes.

      Había pensado lo mismo con lo de las chanclas, por eso advierto que estaba en casa y recién salido del baño. Tampoco llevo calcetines blancos, que conste.

      Eliminar