miércoles, 9 de octubre de 2013

HORMIGAS ESPÍAS




Un estudio ha comprobado que las hormigas espían las casas vecinas.

Las hormigas investigan a los vecinos para comparar sus nidos con las casas cercanas y mudarse si les conviene.

(de telegraph.co.uk)

Estos bichos, como los humanos, deciden a menudo mejorar su vivienda o permanecer en su actual hogar. Según los científicos, las hormigas procuran vivir en los ambientes que les resultan más agradables..

Esta investigación, realizada por la Universidad de Bristol (RU) descubrió que las hormigas están continuamente buscando mejores habitats, interesadas en mejorar sus hogares. Si su actual habitáculo no es confortable, la búsqueda se incrementa en comparación con las que están a gusto donde viven.

Carolina Doran, estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol, que participó en el estudio, dice que los humanos tienen mucho que aprender del comportamiento de las hormigas.

Ya lo decíamos hace un par de días: los extra terrestres viven entre nosotros
Estoy seguro de que, si se hiciera un censo de hormigas, superaría con creces la población humana. Además son más inteligentes que nosotros: no necesitan ir al super para comprar alimentos, no pagan alquiler y viven donde les apetece y todo ello sin pagar impuestos. 

10 comentarios:

  1. Lo de que esas colonias guerrero-intendentes son más inteligentes que los viven dándose voces de un coche a otro para llegar a tiempo al trabajo o a casa, no me cabe la menor duda. Y además son duras de pelar.

    Lo mejor de ellas es que pasan olimpicamente de Montoros, Rajoys y Rubalcabas y para más satisfacción de ellas no le entienden ni letra a la lora de Alicia, esa catalana torturante con su fabla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando pequeño me entretenía con otros chavales en orinar en sus nidos. Supongo que a eso se debe la antipatía que me profesan.

      A la Alicia ya le he recomendado, en este Blog, que se ponga de acuerdo con la Pe (la Cruz) para donarle o venderle una buena porción de su filtrum. Ambas estarían más presentables y la Alicia parlaría de forma más comprensible para el personal.

      Eliminar
  2. Buenos días STOP
    festivo en mi pueblo STOP
    paseo espectacular por plaza viendo mercado medieval STOP
    saludos cordiales STOP

    si eso ya mañana comento algo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oído! STOP
      Páselo Vd. bien STOP

      Eliminar
  3. Las hormigas son un ejemplo de trabajo, compañerismo y solidaridad que los humanos deberíamos imitar. Yo hubiera querido ser princesa de las hormigas carpinteras Camponotus cruentatus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal que no se cumplió su deseo. Estoy seguro de que todos la preferimos en su condición actual de persona humana de gran ingenio.

      Eliminar
  4. Cierto, tenemos mucho que aprender de las hormigas. Lo gracioso del tema, es que haya gente que se pase días y días estudiando a las hormigas para llegar a este tipo de conclusiones. Supongo que será vocacional, pero... ¿no hay cosas más interesantes en las que perder el tiempo?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que hay tanta gente en el mundo ganándose la vida con toda clase de investigaciones que, a menudo, aparecen este tipo de chorraditas. Por cierto, a mi me vienen muy bien para el Blog.
      Saludos

      Eliminar
  5. Bueno, yo nunca he dejado de buscar una casa mejor que la que tengo en un lugar mejor y con otros vecinos pero me falta el dinero para realizar el deseo. Por lo demás siempre nos quedamos con el lado romántico, agradable y astuto de la naturaleza y nos olvidamos que entre hormigas distintas se montan unas guerras fratricidas brutales. Tenemos que aprender todo lo bueno que tengan las hormigas y hasta los rinocerontes pero sin idealizar mucho.

    ResponderEliminar
  6. A mi me ha costado muchos años encontrar una vivienda, casi ideal. No se trata de un chalet a la orilla de la playa, sino de un piso en Madrid: no tiene vecinos por encima, porque es un ático, la fachada norte da a la piscina; la sur al edificio de al lado, separado por la entrada ajardinada; el este da a una calle poco transitada y el oeste, con la escalera y entrada al piso. No existe ni una pared que de a un vecino. Si tuviera unos metros más, sería perfecto. Encima, todavía no he visto la primera hormiga.

    ResponderEliminar